Estas últimas semanas (bueno, en realidad han sido meses…) he estado un poco ausente pero tengo muchas “escusas” 😉 Estoy emprendiendo nuevos proyectos profesionales (y espero poder hablaros de ellos muy pronto!) pero lo más importante es que nos hemos decidido a ampliar (un poco más aún) nuestra familia… así que en julio llegará nuestro  cuarto macarró.
Supongo que el frío también ha ayudado pero las últimas semanas sólo tenía ganas de retiro, descanso y reencuentro por lo que nos hemos pasado tanto tiempo como hemos podido en casa: jugando, trabajando y yo, ¡tejiendo! Será mi primer hijo de verano así que sólo he hecho alguna cosilla con hilo de algodón y bambú. Espero poder estrenarlo al menos… aunque el clima aquí en Lleida es bastante extremo, en invierno tenemos frío y niebla y en verano un calor terrible.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies