Hace ya mucha calor y apetece hacer actividades fresquitas y divertidas… hoy hemos estado pintando con hielo. Es muy fácil de preparar, podemos tener siempre los cubitos preparados en el congelador y garantiza un buen rato de diversión…
Para hacer los cubitos sólo necesitamos:

– una cubitera
– agua
– colorante alimentario (yo tengo siempre unos cuantos tubos porque los usamos sin parar…) o temperas

Preparar los cubitos ya representa un gran experimento pues debemos hacer las mezclas de los colorantes para obtener los diferentes colores y esto siempre gusta mucho a los peques…. ¿amarillo y rojo? ¡naranja!

Después, metemos en el congelador y si pensáis, remover pasado un rato para que el colorante no se deposite todo en el fondo (si os olvidáis no pasa nada, en las imágenes yo me olvidé y hemos pintado muy a gusto igualmente).
Para pintar, usar papel lo más grueso posible o mejor aún si usáis un retal de tela que luego podéis aprovechar para hacer alguna otra cosilla.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies