El rincón de los disfraces es uno de los preferidos de mis hijos. Bien, en realidad no es un rincón porque es un mueble con ruedecillas y lo llevamos donde nos hace falta y en el tienen todo tipo de accesorios, crema hidratante+pinturas, telas, zapatos y algún disfraz que hemos ido recuperando de aquí y de allí…
Últimamente les gusta mucho disfrazarse de animales y jugar a mil juegos así que estoy ampliando el repertorio de accesorios animales. Teníamos unas alas de plumas pero problema… teníamos sólo unas… para 3 macarrons… así que improvisé unas nuevas con unos retales de gasa y un poco de goma.
Para hacerlas sólo necesitáis un rectángulo de tela (gasa o seda mejor, que vuela más!). La medida larga corresponde a la de mano a mano con los brazos estirados y la corta del cuello hasta el culo.

Primero atáis un trozo de goma (30-40cm) recogiendo toda la tela por el centro y cerráis lo que sobre de goma para que quede formando un círculo.

Después atáis un trocito más pequeño de goma (15-20cm) a las dos esquinas superiores cerrando también lo que sobre de goma para que forme un círculo.
Veréis que es de lo más fácil de preparar y que luego los peques van a dar rienda suelta a su imaginación. Además, tiene el valor añadido de que incitan al movimiento y ya sabéis lo que me gustan este tipo de juegos en que el niño a prende a tomar consciencia de si mismo mediante el movimiento.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR