Con 4 peques en casa, siempre tenemos diferentes niveles de conocimiento de los números a la vez pero la pedagogía Montessori (y sus materiales) me va muy bien para poder lidiar con este estado “multinivel” en el que vivo.

Hoy haré un pequeño resumen de cómo acompañar a nuestros hijos durante el descubrimiento de los números y las cantidades. Os hablaré de algunos materiales pero, sobre todo, os explicaré la secuencia de aprendizaje que uso con mis hijos y os regalaré un imprimible que preparé hace un tiempo: las tarjetas grandes de números Montessori.

MATERIALES MONTESSORI (Matemáticas/Números)

Estos no son todos los materiales pero si algunos de los más básicos. Algunos se pueden hacer en casa fácilmente, otros pueden imprimirse (aunque nunca será lo mismo que los originales de madera) y unos pocos no hay más remedio que comprarlos.

 

En realidad los materiales son muy “simples” pero ésta es precisamente su mayor característica, pues permite que puedan usarse de muchas formas diferentes. He visto mucha gente hacer presentaciones Montessori de muchos materiales y todas han sido diferentes pero sí hay una cosa que es igual para todos: sobran las palabras. Para que los niños aprendan, prima la acción y sobran las explicaciones.

  1. Listones rojos y azules. Los podéis hacer con unos listones de madera (y los pintáis en rojo y azul cambiando de color cada 10cm) o los podéis construir con piezas de lego.
  2. Números de lija. Pueden hacerse en casa recortando papel de lija o si se prefiere un tacto menos áspero, podéis usar cinta de terciopelo 😉 También puede hacerse una versión menos duradera dibujando el número con cola sobre una cartulina y espolvoreando con sal o azúcar.
  3. Perlas. Las primeras para empezar las podéis hacer fácilmente con alambre y cuentas para pulseritas, si luego seguís avanzando necesitaréis ya muchas más y sale mejor comprarlas.
  4. Material en base 10. Aquí si que es necesario ser muy manitas para hacerlo en casa… representan las unidades, decenas, centenas (placa) y millar (cubo).
  5. Tarjetas de números. Permiten componer y descomponer números. Las unidades y los millares en color verde, las decenas en azul y las centenas en rojo (Montessori usa siempre el mismo código de colores). Podéis hacerlas en madera o imprimir las que yo os he preparado. Si queréis que duren, recomiendo plastificarlas.

* Materiales para contar (se vale desde un bol con garbanzos, tapones de botella, las unidades del material de base 10… nosotros usamos unos tacos de madera para tapar agujeros que encontré en una tienda de bricolaje)

LOS PASOS PARA APRENDER

A menudo como padres tenemos mucha prisa. Mucha prisa para que nuestros hijos “aprendan” pero es importante ir paso a paso (aunque signifique ir más despacio) si queremos que lo aprendido sirva. De nada sirve intentar enseñar algo si nuestro hijo no está preparado. Estos son los pasos que (yo) considero necesarios en el aprendizaje de los números.

  • Aprender los nombres de los números (uno, dos, tres…) y su secuencia. Para ello me gusta usar los listones. Podemos ordenarlos formando una escalera y asignar un nombre-número a cada listón.
  • Relacionar los nombres con los símbolos (1, 2, 3…). A los listones les sumamos los números de lija. Los números de lija son de lija por algo… ¡para tocarlos! así la experiencia es mucho más amplia. En niño sigue el número (practicando motricidad fina) y aprende su nombre. Luego, podemos identificar cada listón con su símbolo.
  • Introducción del zero y representación de las cantidades separadas. A menudo nos olvidamos del 0… ¡con lo importante que es! Antes de ir más allá de la decena, conviene asegurarnos de que el niño conoce el 0. Para ello nos irá bien introducir las cantidades separadas. Podemos usar los números de lija y cualquier material para representar las cantidades (garbanzos, canicas, piezas de lego…). La actividad más sencilla es relacionar cada número de lija (ahora ya saben su nombre y su símbolo) con la cantidad: dos garbanzos para el dos, tres para el tres…
  • Entender el sistema decimal: Decentas, centenas y millares. Cuando el niño ya domina lo anterior, podemos aventurarnos a ir más allá. El material en base 10 nos permitirá relacionar los números con su cantidad y las tarjetas nos ayudarán a construir y descomponer números.  

Y bien, estos son los pasos que yo sigo en casa. Es bonito como con unos pocos materiales, todos tienen qué hacer. Los listones y el material en base 10 (excepto las unidades) los usamos desde muy pequeños (¡vienen a ser como unas construcciones!) y es sorprendente como sin decirles nada son capaces de unir el listón 1 y el 9 para hacer un 10 o unen 10 placas (centenas) para hacer un cubo (millar) sin siquiera saber un sólo número.

Para mis hijos es importante el aprender jugando. Cuando tienen un material en las manos, generalmente son ellos los que buscan cómo usarlos. Con el mayor a veces si que los usamos como material manipulativo para reforzar conceptos que está aprendiendo pero el resto los usan de forma “espontánea”.

También me gusta ver como unos aprenden de los otros y se inventan sus propias actividades. ¿Qué les gusta a vuestros hijos? ¿Tienen sus materiales favoritos?

¿Te ha gustado el artículo? Puede que a tus amistades les sea útil también, ¡Compártelo!


P.D. Recordad que hace un tiempo preparé un esqueleto en tamaño real (120cm) para imprimir. Os lo vuelvo a dejar aquí (clicad sobre la imagen para descargarlo.)

http://www.slideshare.net/nitdia/real-size-squeleton-esqueleto-esquelet

 
 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR