Mi madre tiene muchísimo bambú en su jardín y un día que tenía que hacer “limipeza” de una zona, me quedé las cañas y decidí cortaras en tramos cortitos para preparar una casita para insectos.

 
La verdad es que la madera de bambú es de lo más agradable pues hace un ruido muy bonito. A los peques les gusta mucho usarlo para hacer xilófonos y hacer música.
Aquí tenéis la casita de insectos que esperamos que pronto esté bien llena y nuestro jardín muy polinizado.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies