Leche fermentada: Kefir, yogur casero y yogur de kefir

Leche fermentada: Kefir, yogur casero y yogur de kefir

En casa hace unos años que empecé a introducir alimentos fermentados en nuestra dieta. La verdad es que aún nos queda mucho por aprender sobre el papel que juega la flora intestinal en nuestra salud y bienestar pero algo es seguro: parece que cada día ciencia y tradición están más cercanas. La leche fermentada se lleva consumiendo desde la antigüedad. Numerosas son las culturas que la consideran su gran secreto de salud. La ciencia les da la razón y de ahí que hayan surgido productos como los suplementos alimentarios de probióticos y similares para intentar mantener una flora intestinal equilibrada y sana. La leche fermentada no es más que el producto de la acción (digestión) de los famosos probióticos: bacterias y levaduras que, al ingerirlos, se mantienen vivos en nuestros intestinos generando numerosos beneficios como una mejor digestión, reforzando nuestro sistema inmune o todas las que nos quedan por descubrir 😉

Fermentar la leche en casa es fácil y barato y, en época de coronavirus, es una buena alternativa para poder comer yogures cuando las neveras de los supermercados están vacías.

(más…)

PAN DE MASA MADRE SIN AMASADO. RECETA 1 2 3 (UNIVERSAL)

PAN DE MASA MADRE SIN AMASADO. RECETA 1 2 3 (UNIVERSAL)

Hoy vengo a explicaros cómo hacemos el pan en casa. Seguramente no sea el mejor pan del mundo pero cumple con creces con nuestras expectativas (y con las de toda la gente que nos visita), me permite usar la cantidad de masa madre de la que disponga y, lo más importante, es fácil. Se trata de pan sin amasado usando masa madre (os expliqué cómo hacerla y mantenerla aquí).

Una de mis mejores amigas es panadera y, para mi, es la mejor panadera del mundo pues mientras vivimos cerca nos preparaba panes enooormes sólo para nosotros. Y no sólo eso, nos los traía a casa y nos tomábamos una infusión juntas. Ahora vivo lejos de Olga pero ella, que me quiere mucho, me pasó su receta universal para que yo pudiera hacer mi propio pan y gracias a las nevadas que tuvimos el invierno pasado y que nos dejaron desabastecidos por semanas, yo tengo una nueva afición.

(más…)

Pan Casero 101: La Masa Madre

Pan Casero 101: La Masa Madre

Siempre he sentido curiosidad y admiración por cómo unos ingredientes tan simples como el agua, la harina y la sal pueden convertirse algo tan bueno como el pan. Ya de niña recuerdo ayudar a mi abuela. Ella siempre hacía un volcán con la harina y echaba el agua en el agujero. También recuerdo como lo envolvía con cura con un trapo húmedo y lo dejaba reposar en la despensa. No recuerdo qué tipo de levadura usaba ella pero en mi retorno hacia los orígenes, en mi intento por desacelerar, me tropecé con la forma más “primitiva”de hacer pan. Nada de comprar levaduras secas o frescas, vamos a criar nuestro propio cultivo de levaduras. Vamos a hacer masa madre.

(más…)

Otoño, resfriados y jarabe de saúco

Otoño, resfriados y jarabe de saúco

jarabe-sauco-8

Estamos ya en otoño y en breve los días serán muy cortos, demasiado grises y fríos. Y como no, con el frío llegan también los resfriados y gripes varias así que en casa ya nos estamos preparando.

Lo que más me gusta del otoño es que es una estación muy fructífera. Muchos frutos se han pasado el verano creciendo y madurando y ahora están listos. En casa empezamos con las manzanas del pequeño manzano que tenemos en el jardín (hicimos compota) y la semana pasada, en nuestro encuentro con las familias homeschoolers, recogimos mucho frutos de saúco.

Los frutos del saúco (sambucus nigra) contienen mucha vitamina C y se han usado tradicionalmente para hacer jarabes, bebidas, sopas, mermeladas… puede que en España no tengamos mucha tradición pero al menos en mi casa, el saúco era un árbol muy respetado pues mi abuela usaba los frutos para preparar un aceite para las otitis.

Yo no soy de echar aceites en las orejas (sobretodo si existe la posibilidad de que el tímpano esté dañado) pero sí me gusta mucho usar el sirope de saúco como estimulante del sistema inmune y como jarabe para la tos. Os explico como lo hago.

(más…)

PAN CASERO: Receta básica

PAN CASERO: Receta básica

IMG_3532

 

Como la gran mayoría, me he sentido muy estresada durante mucho tiempo. Los días se me quedaban cortos y no daba abasto a hacer todo lo que me hubiera gustado… ¿Te suena? Pues bien, mis días siguen teniendo 24 horas pero poco a poco mi actitud va cambiando y en lugar de sufrir por lo que no he podido hacer trato de disfrutar de lo que tengo entre manos. Y si, todas sabemos que tenemos que vivir el momento, que puede que no tengamos un mañana… pero ¡qué difícil es aplicarlo!

 

Los meses pasan muy rápido (ya hace un año y medio que estamos en Escocia!), hace ya tiempo que mi mantra es el «slowlife» y, entre otras cosas, con los niños estamos tratando de hacer nuestro propio pan casero al menos una vez por semana. Te prometo que merece la pena intentarlo, no es tan complicado como parece y comer pan horneado en casa es de lo más gratificante. Vamos con la receta.

(más…)

Pintando Galletas (y como glasear)

Pintando Galletas (y como glasear)

pintar_galetes1

 

Hace muchos días que quería hacer esta actividad y en mi última escapada a Barcelona me hice con los rotuladores alimentarios así que ayer nos pusimos a preparar galletas y hoy las hemos estado pintando.

 

Sólo necesitáis unas galletitas, glasa y rotuladores alimentarios. Las galletas, las podéis hacer en casa (en este caso recomiendo reducir el azúcar de la receta pues la glasa es puro azúcar) o también las podéis comprar y luego glasearlas ;). Nosotros aprovechamos el rato de reposo de la masa de las galletas para preparar la glasa. Puede parecer difícil pero no lo es en absoluto, ¡os explico cómo hacerla!

 

IMG_6806

 

INGREDIENTES (para aprox. 20 galletas de 6cm de diámetro)

  • 220 gr de azúcar glasé
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
Para glasear galletas, necesitamos 2 tipos de glasa: la glasa de contorno (más espesa, como pasta de dientes) y la glasa de relleno (algo más líquida) pero las vamos a preparar al mismo tiempo. Únicamente necesitaréis dos recipientes donde dejar los dos tipos de glasa y una manga pastelera para aplicarla después. También podéis usar botes tipo biberón (como los de los tintes para el pelo).

 

Llegados aquí, debo reconocer que desde hace poco, tengo un nuevo ayudante en mi cocina… mi madre y su compañero nos regalaron una thermomix así que os explico cómo hacerla con y sin robot.

 

 

THERMOMIX

  1. Ponemos en el vaso la clara de huevo y 100gr de azúcar glasé. 10 segundos a velocidad 6
  2. Añadimos una cucharada de zumo de limón y 100gr de azúcar glasé. 15 segundos a velocidad 6
  3. En este punto, tenemos la textura de la glasa de relleno. Apartamos casi todo el contenido en un bol, dejando sólo un dedo de glasa para preparar la de contorno.
  4. Añadimos 20gr de azúcar glasé. 10 segundos a velocidad 6. Ahora ya tenemos la glasa de contorno y podemos ponerla directamente en la manga de pastelero con una boca fina.

 

A MANO

  1. Ponemos la clara de huevo en un bol y batimos un poco hasta que saque algo de espuma (no tenéis que montarlas al punto de nieve, solo que espumee un poco)
  2. Añadimos 100gr de azúcar glasé y con barillas eléctricas o a mano removemos hasta tener una mezcla homogénea
  3. Añadimos una cucharada de zumo de limón y 100gr más de azúcar glasé y seguimos removiendo hasta tener una mezcla homogénea. Ahora ya tenemos la textura de glasa de relleno.
  4. Reservamos la mayor parte de la mezcla en un bol, dejando únicamente una quinta parte aproximadamente.
  5. Añadimos 20gr más de azúcar glasé y seguimos removiendo hasta obtener la textura de la glasa de contorno que es prácticamente tan espesa como la pasta de dientes. Ahora ya podemos ponerla directamente en la manga de pastelero con una boca fina.

 

GLASEADO

Y ahora entramos en materia: cómo glasear las galletas… pues bien, primero vamos a perfilar el contorno con la glasa más espesa. Para ello, usaremos la boquilla más estrecha de la manga pastelera.

 

 

La parte perfilada se endurecerá rápidamente y nos servirá de «límite».

 

 

Cuando tengamos todas las galletas perfiladas, vaciamos lo que quede de glasa de contorno, cambiamos la boquilla de la manga por una más ancha y la llenamos con la glasa de relleno.

 

 

Ahora tenemos que pintar todo el interior de la galleta. A mi no me gusta hacer un glaseado muy grueso por lo que hago una espiral de glasa de relleno dentro del círculo y luego lo voy arrastrando con la boquilla para que quede una capa uniforme.

 

 

Parece muy complicado pero os animo a probarlo pues la verdad es que es de lo más gratificante ver todas las galletas tan perfectas, tan blanquitas. Ahora ya sólo falta esperar a que la glasa endurezca bien. Lo ideal es dejarlas reposar hasta el día siguiente antes de ponerse manos a la pintura.

 

¡Ah! Mi glaseado es blanco porque la intención era pintar las galletas… pero también podéis hacer la glasa de color añadiendo colorantes alimentarios.
Y nada, ya sólo falta lo más divertido, ¡pintar!

 

IMG_6851

 

Encima, hoy a salido por fin el sol (después de muchos días de lluvia!) con lo que nos hemos pasado media mañana pintando galletas en el jardín. Han quedado muy chulas y la verdad es que me parecen también una buena idea de regalo. ¿A quien no le gustaría comerse unas cuantas galletitas con mensajes bonitos o dibujos de los más queridos?

 

IMG_6878

 

P.D: Yo los compré en Servei Estació en Barcelona pero los podéis encontrar en amazon (Edible pens) y en tiendas de ingredientes para repostería.  El paquete de 6 colores me costó menos de 6€ pero debo reconocer que el verde y el amarillo estaban sin tinta…

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Puede que a tus amigos también les guste.

 

 

 

 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies