Secando plantas

Secando plantas

Hace ya unas semanas que estamos recogiendo y secando plantas para tener unas buenas reservas de cara al invierno. Secarlas es un método de los más fáciles para conservarlas así que os animo a probarlo.
menta1
Para empezar:
  • Es mejor cosechar por la mañana, cuando el rocío (si lo hay, que por estas fechas ya ni eso!) ya se ha evaporado pero el sol fuerte aún no ha empezado. De esta forma  las plantas mantienen mayor concentración de los aceites (volátiles).
  • Para recogerlas, usar unas tijeras o cuchillo. Nunca rompáis las ramas con las manos.
  • Recoger sólo aquellas plantas que conozcáis y únicamente las que tengan buen aspecto. No cosechéis nunca plantas con manchas o plagas.
  • Sacudirlas bien por si hay algún insecto y guardarlas en un cesto de mimbre (o un recipiente donde estén aireadas y no se chafen) hasta llegar a casa.
  • Es preferible cosechar hierbas limpias pero si tenemos algunas con mucha tierra podemos limpiarlas con un poco de agua fría y dejarlas secar sobre trapos absorbentes o papel de cocina.
 menta2
  • Haremos ramilletes de 5-10 ramas desechando alguna hoja que parezca estropeada y los colgaremos boca abajo en un lugar seco, oscuro y sobretodo ventilado. No queremos que crezcan mohos.
  • Dejaremos las hierbas secándose. Pueden tardar un par de días o un par de semanas, depende del clima y de la planta.
  • Cuando al apretar una hoja se rompa y cruja, ya estará listo para envasar. Usaremos botes o tarros que cierren bien, mejor que bolsas de papel o de tela, para asegurarnos una mejor conservación.
  • Podemos envasar la planta entera o sólo las hojas dependiendo de lo que nos interese de cada planta. Es mejor guardar la hoja entera y desmenuzarla cuando la usemos pues así conservará más aceites esenciales.
  • Por último etiquetaremos bien el tarro con el tipo de planta y le fecha de recolección y/o envasado.
De esta forma podéis secar romero, lavanda, orégano, menta, salvia… en fin, lo que se os ocurra.
Es tiempo de panellets…

Es tiempo de panellets…

Como cada año, estos días nos hemos dedicado (entre otras cosas) a hacer riquísimos panellets que nos acompañan siempre por estas fechas junto a las castañas, las calabazas y los boniatos.

 

panellets

 

Son muy fáciles de preparar, pueden hacerlos hasta los más pequeños. Para los que no sepáis cómo se hacen, os muestro una receta ilustrada de Laura Gómez:

 

 

Nosotros hicimos con almendras, con piñones, con cacao (lo añadimos a la masa del mazapán)… Modificamos un poco la receta porque con menos azúcar están también muy buenos (800 g de azúcar por un quilo de almendra). También podéis añadir un poco de puré de patata a la masa.
 panellets_heura1

 

 

Con los panellets todo se vale y es muy divertido hacer nuevas combinaciones. Esconder almendras dentro del mazapán, usar fruta confitada para decorar… ¡la imaginación al poder!

 

 
 

Pirugalletas

Pirugalletas

pirug3

 

¡Definitivamente un éxito! Nos lo hemos pasado en grande haciéndolas y comiéndolas… Los peques querían hacer galletas y decidimos (como no) hacerlas de colores. Cuando fuimos a cortar las formas los peques no estaban muy inspirados y todo el rato se rompían… Generalmente es la parte que más les gusta de preparar las galletas pero esta vez lo pasaron tan bien tiñendo la masa que después ya no tenían ganas de coger los cortadores… así que hicimos «churros», los enrrollamos y les clavamos palitos de madera…

 

 

INGREDIENTES (para 12 pirugalletas)
– 200g de mantequilla a Tª ambiente
– 200g de azúcar glas
– 1 huevo a Tª ambiente
– 400g de harina

– colorante alimentario

 

mosaica91d499f94703fde113c4140d5fe4a91f8b28a7e

 

PROCEDIMIENTO
1. Ponemos la mantequilla en un bol y le incorporamos el azúcar
2. Añadimos el huevo
3. Añadimos la harina tamizada (con un colador)
4. Mezclamos bien y amasamos (nos encanta ensuciarnos las manos)
5. Separamos la masa en pequeñas bolitas y les hacemos un agujero en medio como si fueran un volcán
6. Ponemos el colorante dentro del volcán (haciendo las mezclas que mas nos gusten)
7. Amasamos bien para que toda la masa de la bola quede de color uniforme
8. Unimos las bolas de colores y pasamos el rodillo para dejar la masa plana (nosotros lo hacemos sobre una bandeja)
9. Dejamos reposar media hora en la nevera
10. Hacemos las pirugalletas haciendo churros que luego enrollamos y les clavamos un palito de pincho o de piruletas
11. 20 min a 180ºC (precalentar el horno antes)
Y listar para disfrutar…

 

pirugalletas

 
 

¿Te gusta? A tus amigos también les gustará, ¡compártelo!


 
 
 

¡No caerá esa breva!

¡No caerá esa breva!

De niña, pasé la mayor parte de las vacaciones de verano en el pueblo con mis abuelos y una imagen recurrente es la de mi abuela preparando conservas. Recuerdo las ollas gigantescas dónde hervía los botes después de llenarlos, el mimo con que los envolvía uno a uno con un paño antes de meterlos en el agua… Así que llegó mi hora… 

Nuestra higuera da mucha más fruta de la que somos capaces de consumir (fresca) y ni mandándole todos nuestros invitados a cogerle unas cuantas logramos consumir al ritmo que maduran… así que me he puesto ha hacer mermelada y, ¡estoy encantada! Supongo que el haberla hecho yo influirá un poquito pero me sabe a gloria… Aquí cómo la hice:
INGREDIENTES
– 1 quilo de higos / brevas
– 300 g de azúcar (yo uso moreno)
– el zumo de un limón
Optativo: una ramita de canela o un puñado de nueces
Hay quien usa muchísimo más azúcar pero para mi gusto, los higos son ya una fruta muy dulce y no es necesario endulzarla mucho más…
PROCEDIMIENTO
1. Limpiamos los higos, los cortamos a cuartos y los ponemos a macerar junto con el azúcar y el zumo de limón durante un par de horas.
2. Mientras maceran, es un buen momento para esterilizar los potes. Debemos usar potes que tapen bien y cuyas tapas se encuentren en perfecto estado. Los esterilizaremos hirviéndolos durante 15 minutos.
3. Pondremos la mezcla a fuego lento durante media hora e iremos removiendo de vez en cuando.
4. En este punto casi toda la pulpa se habrá deshecho. Trituramos al gusto.
5. Durante la siguiente media hora (también a fuego lento) removemos constantemente para evitar que la mermelada se pegue.
6. Llenamos los potes cuando la mermelada está aún caliente (aunque no hace falta que hierva!) y los ponemos a esterilizar. Podemos proteger el fondo de la olla con un trapo e incluso envolver cada pote para que no repiquetee con los demás (no es imprescindible).
Los potes deben quedar cubiertos por el agua, si alguno flota (como el de la derecha de la foto) es que no está suficientemente lleno y no lograremos hacer el vacío en él. Podemos consumir la mermelada de este pote pero será el primero que gastaremos, el resto pueden consumirse durante un año.  
Si queréis añadirle una ramita de canela, la ponéis en el primer paso y la retiráis justo antes de triturar (en el 4º). Para las nueces, las ponéis en en el 4º paso, antes o después de triturar según os guste)
Aprendiendo en el Colegio

Aprendiendo en el Colegio

Mi hijo mayor cursa 1º en colegio (público)  Ciutat Jardí de Lleida y a mi me encanta la forma en que trabajan. Al principio me planteé la educación en casa pero por motivos un poco complicados y desagradables tuve que descartarla pero al encontrar este colegio todo a cambiado… aunque bien, este no es un post para discutir sobre el estado del sistema educativo sino para mostraros la última actividad que hicieron y de paso compartir una receta que ha sido todo un éxito….
Hace unos meses que están trabajando el proyecto del Arco Iris y una de las actividades que ha surgido ha sido la de hacer unas galletas. Los niños (con la ayuda de Ester, su fantástica maestra) encontraron la receta que Daniel enseñó en El Monstruo de las Galletas y durante días y días trabajaron entorno a ella… qué ingredientes iban a necesitar, cómo iban a mesurar las cantidades, etc… y llegó el gran día e hicieron sus galletas.
Y escribieron un mensaje de agradecimiento a Daniel. El resultado (a parte de unas galletas riquísimas) ha sido una emocionante conversación virtual entre los niños y el creador de la receta. Para los primeros, es toda una aventura comunicarse vía internet y para el segundo es un gusto descubrir a lo que puede llevar el compartir una receta en un blog. No os perdáis las bonitas palabras que se cruzan…
Y ahora la receta…

INGREDIENTES (para 20 galletas)

60 gr mantequilla
100 gr azúcar
1 huevo
120 gr de harina
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura en polvo (Royal)
90 gr de m&m´s o lacasitos
90 gr de chips de chocolate

Podéis variar la proporción de harina/mantequilla. A más harina y menos mantequilla os saldrá unas galletas más crujientes y duras. Si lo hacéis al revés os saldrán unas cookies más blandas y en el horno se esparcirán más.

PROCEDIMIENTO

Para hacerlas simplemente tenemos que empezar mezclando en un bol la mantequilla con el azúcar hasta obtener una pasta cremosa. En ese momento añadimos el huevo y mezclamos hasta que quede bien unido a la pasta de mantequilla.
En otro bol mezclamos el resto de ingredientes: harina, sal, levadura y los añadimos al bol con la mezcla de mantequilla, azúcar y huevo. Además también añadimos la esencia de vainilla. Mezclamos bien, enérgicamente para que se unan todos los ingredientes, aunque sin pasarnos de batido para que no coja demasiada liga la masa.
Por último añadimos los m&m´s y las gotitas de chocolate, también llamados chips, lagrimas, etc. Mezclamos un poco para unirlos a la masa.
Ahora toca darle forma para hacer las cookies. Si la masa está muy blanda podemos meterla una media hora en la nevera para hacer mejor las bolas si no empezaremos a coger porciones de masa, más o menos media cucharada y hacemos una bola con la mano. Las iremos dejando en una bandeja de horno con papel sulfurisulfurizadozado (papel vegetal, papel de horno, etc.), separadas unas de otras por el doble de distancia de lo que sea el grosor de cada una. Es decir que si miden 4 cm, las separaremos 8 cm (más o menos).
Las horneamos a 190ºC durante 10 minutos. Al sacarlas las dejamos enfriar un poco en la bandeja, unos 5 minutos, y después terminamos de enfriarlas en una rejilla. Lo primero es porque si las cogemos recién sacadas del horno se romperán porque están blandas y lo segundo es porque si las dejamos enfriar todo el rato en una superficie plana cogerán humedad y no se terminarán de endurecer.
Foto y la receta son de El Monstruo de las Galletas
Tarta de Queso

Tarta de Queso

Debo confesarlo, cada vez disfruto más cocinando… y más aún si cocino dulce (pero sano ehhh). Este pastel de queso es otro de nuestros favoritos.
INGREDIENTES
 
BASE
200g galletas María o cereales tipo Golden Graham
2 c. soperas de azucar
75g de mantequilla
un buen puñado de nueces troceadas
TARTA
250g queso para untar
250g queso mascarpone
125g azúcar
2 huevos
200ml de nata para cocinar
1 limón pequeño o medio grande
PROCEDIMIENTO
  1. Precalentamos el horno a 190ºC
  2. Licuamos el limón y añadimos el zumo obtenido a la nata para cocinar (para que se corte)
  3. Trituramos las galletas/cereales hasta que queden en forma de polvo
  4. Derretimos la mantequilla y la añadimos al polvo de galleta/cereales
  5. Añadimos las nueces troceadas y mezclamos bien
  6. Cubrimos la base del molde con la mezcla y medtemos en el horno 10 min.
  7. Mezclamos los ingredientes de la masa en un bol y añadimos un poco de rayadura de la piel del limón
  8. Llenamos el molde (dónde tenemos la base) con la mezcla y metemos en el horno
  9. 10 min. a 190ºC más 60 min. a 180ºC
  10. Apagamos el horno y dejamos el pastel dentro hasta que se enfríe (de esta forma no se «deshincha»). Cuando ya está frío lo metemos en la nevera. A mi me gusta hacerlo de un día para otro porque así me aseguro que esté bien consistente (lo saco de la nevera un rato antes de comerlo)

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies