Llevamos un par de semanas haciendo adornos de pasta de sal. Ha sido toda una experiencia porque una vez hechos, los dejamos sobre la mesa de la cocina junto a los rotuladores de pintura y toda, absoluta mente toda la familia participó en la decoración. Un rato echabas menos al tío y lo encontrabas pintando un reno en la cocina, echabas de menos a la abuela y resulta que estaba escribiendo mensajes en los adornos…
Para hacerlos usamos pasa de sal y estos son los ingredientes:
– 1 parte de sal
– 2 partes de harina
– 1 parte de agua templada
Hacemos un volcán con la mezcla de harina y sal y lo llenamos con el agua para hacer la masa. Después simplemente tenemos que amasar hasta conseguir una pasta como de galletas. La trabajamos para dejarla bien plana y lisa y cortamos con cortadores de galletas. Pensad en hacer agujeros para poder colgarlos después pasando un hilo.
Después podéis dejarlos secar o meter en el horno 15 minutos a 180ºC. Si los dejáis secar, los adornos quedarán completamente blancos pero si son algo gruesos, podéis necesitar muchos días. En el horno poden coger algo de color pero so luego los vais a pintar, no tendréis problema. Para evitarlo también podéis vigilar mucho el tiempo en el horno.
Finalmente queda decorarlos. Nosotros usamos rotuladores de pintura y como he explicado, toda la familia participó muy a gusto.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies