A menudo me preguntan cómo lo hago para hacer “tantas” cosas con tres hijos, una casa, un trabajo, etc… pues bien, tengo varios truquillos pero uno muy importante es dejar que mis hijos participen en todo aquello que “debo” hacer en cuanto a faenas de la casa se refiere. 
Evidentemente, hacer la cena junto a los peques supone tardar mucho más tiempo pero desde mi punto de vista, es un tiempo muy bien invertido. Mi experiencia me ha enseñado que, con la suficiente “paciencia” por parte del adulto, cualquier tarea es divertida y atractiva para los más pequeños. Y no debemos olvidar que con estas actividades fomentamos la autosuficiencia de nuestros hijos y por tanto la seguridad en si mismos…
Con todo esto, hace poco tuve que improvisar un tendedero para que todos pudieran tender conmigo.
Lo hicimos con un caballete de los más sencillos (4€ aprox.) y algo de cuerda. Substituí las bisagras por cuerda y monté 6 líneas entre las patas (3 por banda) para que pudieran tender.
Fue muy fácil (y barato) y, para ropa pequeña está perfecto con lo que ahora tender la ropa es aún más interesante.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies