Hace días que tengo ganas de hablar sobre el juego y como estas fechas se precian a ello… Es fácil que, en nuestro afán por educar y enseñar a nuestros hijos, olvidemos algo que es de extrema importancia. Me atrevería incluso a decir que es lo más importante en la primera infancia: el juego libre.

 

¿Os habéis parado nunca a analizar como juegan vuestros hijos e hijas? A mi me gusta contemplarlos mientras investigan, crean nuevos mundos y escenarios o adoptan roles varios y, me he dado cuenta de que para ellos, hay dos tipos de “juguetes”: las piezas sueltas y los personajes.

Las piezas sueltas son elementos dispares que los niños usan para crear sus escenarios. Pueden tener una función especifica (como una pinza de tender la ropa) pero los peques les asignan sus propias funciones o pueden ni tener un fin a priori (como un puñado de piedras). El caso es que tener un par de cestos con objetos varios es ideal para enriquecer el juego de los más pequeños. Os pueden servir unos cestos con piezas o bloques de construcciones para que edifiquen sus nuevos mundos pero también es importante que tengan elementos mucho más “desorganizados”. A veces peco de querer organizar siempre los “juguetes” por temáticas: el cubo de las construcciones, la caja de los animales… pero repito, es necesario un cesto (o dos o tres…) de elementos dispares. Este cesto, no solo hace que la hora de recoger sea más fácil (a mis hijos les encanta porque en estos cestos pueden guardar cualquier cosa mientras que en el estante para los puzles sólo van los puzles…) sino que harán que el juego sea aún más enriquecedor y creativo. Si, se que suena extraño… pero existe incluso una teoría que lo explica y yo me quedo con una frase:

“In any environment, the degree of creativity and inventiveness is directly proportional to the number of variables in it.”

Que viene a decir: En cualquier ambiente, el grado de creatividad e inventiva es directamente proporcional al número de variables presentes en él.

 

Los personajes son elementos que toman el rol de protagonistas. Pueden ser los mismos niños (aquí ayudan mucho los disfraces), figuras de personajes (como muñecos o animales) o piezas sueltas que adoptan un rol de protagonista (a mis hijos les gustan mucho las cascaras de nuez que ellos mismos pintan o los personajes que construyen con lego duplo).
¡Os animo a todos a que dejéis piezas sueltas al alcance de vuestros hijos y así estimulen aún más su imaginación!
Y ya que hablamos del juego y estamos todos inmersos en la redacción de cartas a los Reyes Magos, os dejo una selección de nuestros juguetes preferidos.
 composicio.jpg
  1. Kappla (aquí) o su versión más económica, Citiblocs, que podéis encontrar aquí
  2. Lego Duplo (aquí) y sus bases para construir encima (aquí)
  3. Pizarra con formas imantadas (aquí)
  4. Sedas para disfrazarse (en jugar i jugar)
  5. Animales de Madera
  6. Kits de explorador (aquí o en jugar i jugar)
  7. Bicicleta sin pedales (en kinuma)
He querido que queden representadas diferentes áreas: exploración de la naturaleza con los juguetes para investigar el entorno, elementos que pueden usarse como piezas sueltas como las construcciones, elementos para el rol de “personaje” como las sedas y los animales y, por útilmo, elementos (bicicleta) que representan algo que para mi viene implícito en el juego libre: el movimiento (que permite a su vez tomar consciencia de nuestro cuerpo).

¿Cómo juegan vuestros hijos? ¿Recomendáis algún juguete?

 

*Nota: los enlaces de Amazon son enlaces de afiliado, quiere decir que si realizáis una compra a través de ellos, me llevaré una pequeña (pequeñísima) comisión. Nunca recomiendo nada que no guste a mi familia y veo estos enlaces como una herramienta para que podáis encontrar los productos con facilidad. Las dos tiendas que nombro, las nombro simplemente porqué nosotros compramos en ellas y siempre nos han tratado bien 😉

 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR