ESPEJO-SEGURIDAD-MONTESSORI

Probablemente muchas ya conocéis a Bei de Tigriteando. Tengo la suerte de estar participando como tester de su curso de crianza Montessorizate! y, cuando hablábamos sobre el ambiente preparado para los más pequeños, salió el tema de los espejos. Uno de los imprescindibles para la habitación de bebé (tanto para la pedagodía Montessori como para Pikler) es el tener un espejo horizontal a nivel de suelo.

  • Un espejo a nivel de suelo permite al bebé estudiar su propio reflejo y jugar con sus movimientos. A las pocas semanas son capaces de reconocerse en el reflejo del espejo, echo que les ayuda a ir perfeccionando sus movimientos

Pues bien, los espejos de seguridad son bastante caros y después de probar otras opciones (como usar espejos adhesivos) llegué, gracias a mi hermana, a la idea de cubrir un espejo normal con una plancha de plástico (ya sea metacrilato o PVC que es más barato). Cómo nosotros no volvemos a casa (en Escocia) hasta el jueves, os enseño el suyo 😉

La idea es simple, consiste en enmarcar un espejo normal como si fuera una foto. El marco lo hacemos con una tabla de madera (puede ser madera sólida, DM, contrachapado… lo que os resulte más accesible y económico) y unos listones (rectos, perfiles de madera, molduras, rodapiés… lo mismo, lo que os sea más accesible). Para acabar, necesitaréis una plancha de plástico para acabar vuestro marco, el metacrilato suele ser algo más caro pero el PVC transparente es mucho más económico. No necesitáis mucho grosor, 2 o 3mm.

MATERIALES

espejo-seguridad-materiales

 

PROCEDIMIENTO

espejo-seguridad-1

espejo-seguridad-2

espejo-seguridad-3

Recordad después que debe estar (como todos los muebles que queden a la altura del bebé) bien anclado a la pared.

Podéis usar tornillos de cabeza hexagonal plana o los que os parezca que puedan quedar más discretos.

Os enseño algunas habitaciónes Montessori que me gustan:

HABITACION-BEBE-MONTESSORI

Fuentes: Sew Liberated, How we Montessori, Forum, Summer Plays House, Southwellsky flickr y Itty Bitti Love

¿Os fijáis en los elementos “reincidentes” entre habitaciones? El colchón a ras de suelo, los móviles, las barras de equilibrio, las imágenes en blanco y negro…

Si queréis añadir una barra para que los pequeños puedan levantarse agarrándose a ella, podéis usar una buena barra de cortina o una barandilla de escalera. Siempre muy bien anclada a la pared. Si os fijáis en la tercera imagen (la habitación de Mae), creo que lo podríais replicar fácilmente con los espejos que Bei usa para su espejo de seguridad plegable (los Drommare de Ikea).

 

 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies