Otra cosa que hicimos al llegar a nuestra casa hace casi 3 años fue nuestra pared de las siluetas. Hoy os la enseño porque esta semana vamos a “trabajar” en ella pues a final de mes nos vamos a Edimburgo una temporada (por trabajo) y queremos dejar antes nuestras marcas actuales.
 

De pequeña mi madre siempre marcaba nuestro crecimiento en el marco de la puerta de nuestra habitación y, en su línea (y la de todos los papás y mamás!) un día decidí que pintaríamos las siluetas enteras para ver como crecían.

La nena (grande, que la peque sólo tiene 2 meses) ha decidido hacer unos dibujillos y ahí tenemos también un pollito y un corazón que acompañan a las siluetas y a finales de semana seguro que tenemos un mundo entero 😉

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR