Estos laberintos los hice ya hace muchos meses pero creo que vale la pena eneñarlos porque a mis hijos les gustan mucho…

Los hice reciclando unas camisteas que eran un poco elásticas. Sólo tenemos que coser una bolsita con una canica dentro y luego dibujar el laberinto con costuras.

Puse unas cintas para poder colgarlos y un punto de fieltro que marca la meta. Tienen un lado esampado por el que es un poco más difícil recorrer el laberinto (las costuras quedan más escondidas) y otro liso dónde resulta más fácil…

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR