A menudo intentamos buscar actividades super originales para nuestros hijos y luego nos damos cuenta que con lo que más aprenden es con lo más sencillo. Me gusta que mis hijos participen en el día a día en casa y para ello es imprescindible que puedan controlar sus manitas para poder llenarse un vaso de agua sin derramar una gota o servirse un bol de cereales para merendar. Así, una actividad que les va muy bien para mejorar su motricidad fina es traspasar objetos o líquidos de un lugar a otro.
Podemos usar cualquier recipiente pero las hueveras son ideales. Como objetos: botones, canicas, garbanzos… para traspasarlos pueden usar las manos, una cuchara, pinzas… veréis como pasan rato y rato practicando!

A mi me encantan las caras de concentración que hacen mis hijos cuando manipulan las canicas 🙂

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR