De niña, pasé la mayor parte de las vacaciones de verano en el pueblo con mis abuelos y una imagen recurrente es la de mi abuela preparando conservas. Recuerdo las ollas gigantescas dónde hervía los botes después de llenarlos, el mimo con que los envolvía uno a uno con un paño antes de meterlos en el agua… Así que llegó mi hora… 

Nuestra higuera da mucha más fruta de la que somos capaces de consumir (fresca) y ni mandándole todos nuestros invitados a cogerle unas cuantas logramos consumir al ritmo que maduran… así que me he puesto ha hacer mermelada y, ¡estoy encantada! Supongo que el haberla hecho yo influirá un poquito pero me sabe a gloria… Aquí cómo la hice:
INGREDIENTES
– 1 quilo de higos / brevas
– 300 g de azúcar (yo uso moreno)
– el zumo de un limón
Optativo: una ramita de canela o un puñado de nueces
Hay quien usa muchísimo más azúcar pero para mi gusto, los higos son ya una fruta muy dulce y no es necesario endulzarla mucho más…
PROCEDIMIENTO
1. Limpiamos los higos, los cortamos a cuartos y los ponemos a macerar junto con el azúcar y el zumo de limón durante un par de horas.
2. Mientras maceran, es un buen momento para esterilizar los potes. Debemos usar potes que tapen bien y cuyas tapas se encuentren en perfecto estado. Los esterilizaremos hirviéndolos durante 15 minutos.
3. Pondremos la mezcla a fuego lento durante media hora e iremos removiendo de vez en cuando.
4. En este punto casi toda la pulpa se habrá deshecho. Trituramos al gusto.
5. Durante la siguiente media hora (también a fuego lento) removemos constantemente para evitar que la mermelada se pegue.
6. Llenamos los potes cuando la mermelada está aún caliente (aunque no hace falta que hierva!) y los ponemos a esterilizar. Podemos proteger el fondo de la olla con un trapo e incluso envolver cada pote para que no repiquetee con los demás (no es imprescindible).
Los potes deben quedar cubiertos por el agua, si alguno flota (como el de la derecha de la foto) es que no está suficientemente lleno y no lograremos hacer el vacío en él. Podemos consumir la mermelada de este pote pero será el primero que gastaremos, el resto pueden consumirse durante un año.  
Si queréis añadirle una ramita de canela, la ponéis en el primer paso y la retiráis justo antes de triturar (en el 4º). Para las nueces, las ponéis en en el 4º paso, antes o después de triturar según os guste)

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies