Llevamos una semana todos malillos. Empezamos con mocos y algo de fiebre y acabamos con pasa estomacal pero bueno, todo tiene su lado positivo y es que hemos estado muchas más horas en casa. Tengo pendiente explicaros la receta del pastel Arco Iris así que allá voy…
INGREDIENTES
La medida “vaso” equivale a un vaso corriente (250ml)
PARA EL BIZCOCHO
3 vasos de harina
3 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
2 cucharaditas de vainillina
250gr de mantequilla a Tª ambiente
2 1/2 vasos de azúcar
5 claras de huevo
1 1/2 vasos de leche
colorante alimetario (líquido o en gel)
PARA EL RELLENO
500ml de nata para montar (que meteremos en el congelador un rato antes)
200gr de azúcar
PARA LA COBERTURA
Fondant blanco o del color que os apetezca
azucar glasé para enpolvar la mesa



PROCEDIMIENTO
Primero, como siempre, ponemos el horno a precalentar. Esta vez a 180ºC.
Ahora cogemos la mantequilla que debe estar a temperatura ambiente (sólida pero que se chafe si la presionamos con el dedo) y le incorporamos el azúcar de forma que nos quede una masa cremosa. Añadimos también las claras de huevo lentamente mientras removemos y después la vainillina.
En otro bol, mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal y lo tamizamos todo con un colador.
Seguidamente, empezamos a añadir la mezcla anterior (que llamaré seca) sobre la masa cremosa (de mantequilla, azúcar, etc..). Añadimos la mitad de la mezcla seca y después la mitad de la leche. Seguimos con la otra mitad de mezcla seca y la otra mitad de leche.
Ya tenemos la masa preparada, ahora la separamos en tantos boles como colores queramos crear (yo hice rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta ) y procedemos a teñir con los colorantes. Si usáis colorantes líquidos necesitaréis un poco más de cantidad para obtener colores vivos, si usáis colorantes en gel con una puntita bastará. Nosotros siempre tenemos amarillo, rojo y azul y a partir de estos hacemos las mezclas. Ahora tenemos dos opciones, hacer un piso de cada color y montarlos juntos o mezclar colores.
Si mezclamos colores (procedimiento fácil) sólo tenéis que llenar un molde engrasado con las mezclas y mantener en el horno durante 60 minutos a 180ºC. Si preferís hacer el pastel de pisos, tendréis que calentar cada piso durante 10 minutos a 180ºC y dejar enfriar 10-15 minutos antes de desmoldar por lo que es recomendable tener (al menos) 2 moldes del mismo diámetro.
Masa antes de ir al horno cuando mezclamos colores
Si hemos hecho los 6 pisos (o más…) ahora tendremos que montarlos. Yo usé nata montada. Para hacerla lo ideal es meterla en el congelador un rato antes y si tenéis espacio, meter también un par de boles y una cubitera.
Llenamos un bol con cubitos y ponemos otro bol dentro, dónde añadiremos la nata para montar. La montamos con barillas, a mano o a máquina (veréis que con el truco del hielo no cuesta nada montarla) y después añadimos el azúcar y procedemos a alternar piso de bizcocho con capa de nata montada.
Para la cobertura, yo usé un sistema muy, muy fácil, fondant “prefabricado”.
Sólo tenéis que espolvorear la mesa con un poco de azúcar glasé y con las manos bien limpias y secas amasar un poco la pasta. Cuando esté blanda, empezamos a aplanarla con el rodillo hasta obtener una circunferencia que cubra por completo vuestro pastel (sumar el diámetro más los laterales).
Cubrís el pastel con la capa de fondant y recortáis el sobreante. Es una forma muy fácil, rápida y resultona de decorar un pastel pero evidentemente, podéis hacerlo como os apetezcla. Os dejo un video por si nunca lo habéis usado.
Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR