En febrero salieron las primeras campanillas de invierno (Galanthus nivalis) y hace unos días vimos el primer abejorro. El domingo fuimos de picnic a un parque de Edimburgo y vimos los primeros huevos de rana y hoy, al volver de nuestra sesión semanal de Forest School, hemos visto los primeros corderitos. La naturaleza siempre nos rodea, incluso en una gran ciudad, pero normalmente no le prestamos suficiente atención. Entramos en la primavera, estación de renacimiento en que todo vuelve a la vida después del letárgico invierno. Estas próximas semanas estarán llenas de nuevos acontecimientos así que es la época perfecta para despertar todos nuestros sentidos y prestar atención a nuestro entorno.

La fenología es el estudio de los ciclos de los seres vivos y cómo estos están influenciados por los cambios de estación y los cambios climáticos. Se basa en registrar las fechas en que los fenómenos biológicos ocurren por primera vez. La floración de una planta, la aparición de un insecto, la primera fruta de un árbol, las primeras golondrinas a llegar… Los eventos se pueden registrar de muchas formas (en calendarios, diarios o incluso programas informáticos o apps) pero yo os propongo que uséis una rueda fenológica anual en que cada mes se pueden dibujar o escribir los eventos registrados.

Con esta actividad vamos a trabajar cómo percibimos la naturaleza, practicando nuestras dotes de observación. El primer paso para conectar es la observación con todos nuestros sentidos, no importa si hablamos de conectar con nuestros hijos o de conectar con la naturaleza… tenemos que empezar por trabajar nuestra capacidad de percepción. Observando a nuestros hijos podemos descubrir cual es su juego favorito, cómo se les da escribir o sujetar una herramienta, cual es su color favorito… La observación es nuestra mejor herramienta para comprender a un nivel profundo. Del mismo modo, observar la naturaleza que nos rodea y ser capaces de identificar los pequeños cambios que acontecen a nuestro alrededor nos ayudará a conectar con nuestro entorno.

Así, os reto a que despertéis todos vuestros sentidos la próxima vez que salgáis a la calle y tratéis de percibir todos estos pequeños cambios que acompañan a la primavera.

Descárgate la rueda fenológica clicando en la imagen o aquí. También la tienes en catalán and here for the english version.

Algunas ideas de eventos que puedes registrar:

  • Ver las primeras amapolas, dientes de león, rosas o cualquier tipo de flor que puedas identificar **
  • Las primeras hojas de cualquier árbol que puedas identificar **
  • Cuando florecen los almendros, cerezos, manzanos, las hayas o cualquier otro árbol que puedas identificar **
  • Cuando aparecen los primeros frutos (manzanas, peras, cerezas, piñas de cualquier tipo…)
  • Cuando maduran las frutas carnosas o cuando las piñas pasan de verde a marrón
  • Cuando aparecen las primeras mariquitas, escarabajos, abejas, moscas…
  • La primera picada de mosquito
  • Ver aves migratorias como las golondrinas, el corremolinos, el zorzal, la bisbita…
  • Ver cualquier tipo de medusa que puedas identificar **
  • Ver cualquier tipo de mariposa que puedas identificar **
  • Encontrar cáscaras de huevos de los pajaritos que viven en tu entorno
  • Ver huevos de rana, renacuajos, huevos de caracol o de babosa…

** Aunque no sepas de qué tipo de animal/planta se trata, puedes registrarlo igual. Trata de describirlo y si quieres, puedes consultar también una guía de campo que te permita identificarlo pero únicamente con la descripción estarás haciendo ya un gran trabajo de observación. Eso si, si al llegar a casa buscáis en internet, en un libro, una app… de qué animal/planta se trata seguro que este conocimiento quedará bien atado a la experiencia y se recordará durante mucho tiempo.

¿Os animáis a compartir vuestros descubrimientos? Mes a mes vamos a ir llenando cada uno de los triángulos hasta tener la rueda completa.

Nuestros registros:

FEBRERO: campanillas de invierno

MARZO: abejorros, mariquitas, narcisos, huevos de rana, corderitos, brotes en las hayas, brotes de menta

SI TE GUSTA LA ACTIVIDAD, ¡COMPÁRTELA! Y AYUDA A MÁS GENTE A CONECTAR CON LA NATURALEZA

Recuerda usar el hashtag #PEQUEÑOSNATURALISTAS para compartir vuestras excursiones con todos nosotros

3 Comentarios

  1. Quan jo era petita no ensenyaven gaire a observar gaire la natura. Es preciós !!!

    Responder
  2. Acabo de descubrirte y me encanta tu página ;D Me he leído tu apartado biográfico y me he muerto de risa cuando he visto lo de los estándares de limpieza, porque a mí me pasa igual, jajaja. Nosotros no hacemos homeschooling (y eso que estamos en EEUU, donde es lo más normal del mundo), pero como “no trabajo” (fuera de casa), me encanta hacer cosas con mis dos peques (la mayor tiene 4 años y el nene va a cumplir 1). Por cierto, viví en Edimburgo 4 meses a los 23…y lo echo mucho de menos. Gracias por tu página. <3

    Responder
  3. ohhh moltes gràcies per aquest també, jeje!

    t’animo a que també el proposis en català! Més que res ho dic perquè vegis que també et seguim els que emprem el català a casa quotidianament. Però no tic res en contra del castellà! ni tampoc de que no tinguis ganes de fer més feina, només faltaria! només és per animar-te, per si dubtaves 🙂

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies