Rueda Fenológica: Observación de la naturaleza

Rueda Fenológica: Observación de la naturaleza

En febrero salieron las primeras campanillas de invierno (Galanthus nivalis) y hace unos días vimos el primer abejorro. El domingo fuimos de picnic a un parque de Edimburgo y vimos los primeros huevos de rana y hoy, al volver de nuestra sesión semanal de Forest School, hemos visto los primeros corderitos. La naturaleza siempre nos rodea, incluso en una gran ciudad, pero normalmente no le prestamos suficiente atención. Entramos en la primavera, estación de renacimiento en que todo vuelve a la vida después del letárgico invierno. Estas próximas semanas estarán llenas de nuevos acontecimientos así que es la época perfecta para despertar todos nuestros sentidos y prestar atención a nuestro entorno.

La fenología es el estudio de los ciclos de los seres vivos y cómo estos están influenciados por los cambios de estación y los cambios climáticos. Se basa en registrar las fechas en que los fenómenos biológicos ocurren por primera vez. La floración de una planta, la aparición de un insecto, la primera fruta de un árbol, las primeras golondrinas a llegar… Los eventos se pueden registrar de muchas formas (en calendarios, diarios o incluso programas informáticos o apps) pero yo os propongo que uséis una rueda fenológica anual en que cada mes se pueden dibujar o escribir los eventos registrados.

Con esta actividad vamos a trabajar cómo percibimos la naturaleza, practicando nuestras dotes de observación. El primer paso para conectar es la observación con todos nuestros sentidos, no importa si hablamos de conectar con nuestros hijos o de conectar con la naturaleza… tenemos que empezar por trabajar nuestra capacidad de percepción. Observando a nuestros hijos podemos descubrir cual es su juego favorito, cómo se les da escribir o sujetar una herramienta, cual es su color favorito… La observación es nuestra mejor herramienta para comprender a un nivel profundo. Del mismo modo, observar la naturaleza que nos rodea y ser capaces de identificar los pequeños cambios que acontecen a nuestro alrededor nos ayudará a conectar con nuestro entorno.

Así, os reto a que despertéis todos vuestros sentidos la próxima vez que salgáis a la calle y tratéis de percibir todos estos pequeños cambios que acompañan a la primavera.

Descárgate la rueda fenológica clicando en la imagen o aquí. También la tienes en catalán and here for the english version.

Algunas ideas de eventos que puedes registrar:

  • Ver las primeras amapolas, dientes de león, rosas o cualquier tipo de flor que puedas identificar **
  • Las primeras hojas de cualquier árbol que puedas identificar **
  • Cuando florecen los almendros, cerezos, manzanos, las hayas o cualquier otro árbol que puedas identificar **
  • Cuando aparecen los primeros frutos (manzanas, peras, cerezas, piñas de cualquier tipo…)
  • Cuando maduran las frutas carnosas o cuando las piñas pasan de verde a marrón
  • Cuando aparecen las primeras mariquitas, escarabajos, abejas, moscas…
  • La primera picada de mosquito
  • Ver aves migratorias como las golondrinas, el corremolinos, el zorzal, la bisbita…
  • Ver cualquier tipo de medusa que puedas identificar **
  • Ver cualquier tipo de mariposa que puedas identificar **
  • Encontrar cáscaras de huevos de los pajaritos que viven en tu entorno
  • Ver huevos de rana, renacuajos, huevos de caracol o de babosa…

** Aunque no sepas de qué tipo de animal/planta se trata, puedes registrarlo igual. Trata de describirlo y si quieres, puedes consultar también una guía de campo que te permita identificarlo pero únicamente con la descripción estarás haciendo ya un gran trabajo de observación. Eso si, si al llegar a casa buscáis en internet, en un libro, una app… de qué animal/planta se trata seguro que este conocimiento quedará bien atado a la experiencia y se recordará durante mucho tiempo.

¿Os animáis a compartir vuestros descubrimientos? Mes a mes vamos a ir llenando cada uno de los triángulos hasta tener la rueda completa.

Nuestros registros:

FEBRERO: campanillas de invierno

MARZO: abejorros, mariquitas, narcisos, huevos de rana, corderitos, brotes en las hayas, brotes de menta

SI TE GUSTA LA ACTIVIDAD, ¡COMPÁRTELA! Y AYUDA A MÁS GENTE A CONECTAR CON LA NATURALEZA

Recuerda usar el hashtag #PEQUEÑOSNATURALISTAS para compartir vuestras excursiones con todos nosotros
[enjoyinstagram_mb_grid]
TEATRILLO DE SOMBRAS: Títeres de la Leyenda de Sant Jordi

TEATRILLO DE SOMBRAS: Títeres de la Leyenda de Sant Jordi

sant-jordi1

 

El sábado será Sant Jordi y este año quiero compartir un proyecto que hace muchísimo (demasiado) que tenía en mente. Se trata de las plantillas de títeres para el teatrillo de sombras. He hecho toda la colección: el caballero, el rey barrigudo, la princesa, el castillo, las montañas, el dragón, una vaca, un caballo, un cerdo, un gallo, el sol, la luna… Un montón de elementos para que podáis recrear la leyenda de San Jorge o dar rienda suelta a la imaginación y vivir mil y una aventuras con todos estos personajes.

El teatrillo de sombras es una herramienta que permite trabajar muchas áreas por lo que os animo de verás a que probéis. Trabajar/jugar con títeres y marionetas presenta numerosas ventajas puesto que permite:

  • Estimular la creatividad y la imaginación
  • Desarrollar la capacidad de atención y concentración
  • Mejorar el lenguaje oral
  • Desarrollar la motricidad fina
  • Estimular la planificación y la memoria
  • Explorar el concepto de sombra: se produce cuando un objeto bloquea la luz
  • Introducir conceptos cómo: forma, silueta, luz, oscuridad, sólido…
Además, se requieren muy pocos materiales: los títeres y una fuente de luz (un foco o una linterna). Opcionalmente podéis usar una pantalla que podéis hacer con un folio blanco o una sábana colgada en el marco de una ventana por ejemplo. Os enseño algunas ideas:

Teatrillo hecho con una caja de cartón. De Kirsten Rickert.

play-shadow-puppets

Títeres de sombra tras una sábana. Imágen de babble.

teatrillo-sombras

Teatrillo hecho con una caja de cartón. Tutorial de Estefi Machado.

Nosotros no nos complicamos mucho y usamos las marionetas con una linterna y hacemos las sombras sobre la pared o sobre el techo tumbados en la cama.

Es un recurso perfecto para acompañar los cuentos para ir a dormir, ¡todos los niños adoran las linternas!

También me gusta como tema para una fiesta de cumpleaños y detallito para que todos los niños se lo lleven a casa.

Os he hecho dos plantillas, una sólo con las siluetas y la otra con todos los personajes en negro (para los que no queráis gastar tanta tinta). Recomiendo imprimirlas en papel grueso e incluso podéis plastificarlas. Para proyectar las sombras en la pared, si el papel es relativamente grueso (90 gsm o más) no os hace falta que sea oscuro, en papel blanco os irá bien también. Si no, otra opción es pasarlas a cartulina negra.

Veréis que las plantillas incluyen bastantes detalles. Si las recortan los niños, las zonas en que las línea hace zig-zag la pueden cortar recta. La sobra será bonita igual y se identificará igualmente. Para los que os atreváis con el cuter, si recortaís todas las puntitas veréis que os quedan unas sobras muy chulas.

plantillas marionetas teatro de sombras

DESCARGA LAS PLANTILLAS EN NEGRO

PROCEDIMIENTO

1) Imprimir las plantillas en papel grueso y recortar. Podéis usar un cúter o un lápiz de corte para hacer los detalles.

titeres-sombras4

2) Opcional. Pasar los títeres a cartulina negra. Otra opción si imprimís en papel blanco GRUESO (nosotros la hemos hecho) es pintarlas de negro luego. Como he dicho antes, no es imprescindible que las marionetas sean negras. Si el papel es grueso bloquean la luz igualmente.

3) Pegar los palillos de pincho en la parte trasera. Nosotros usamos celo.

titeres-sombras3

 

¡Listos para usar!

 

titeres-sombras1

Recordad que pueden usarse de muchos modos:

 

  • En los días de sol, pueden usarse en el exterior, haciendo las sombras sobre la pared o el suelo
  • Con una linterna, podemos proyectar las sombras en paredes y techos (perfecto para la hora del cuento)
  • Con una sábana, podéis improvisar un teatro en cualquier lugar
  • Con una caja de cartón, podéis construir un teatrillo
  • Tenéis 12 figuras que os permitirán crear tantas historias como queráis
  • Son perfectas para ambientar un cumple
  • Las podéis dar a los niños como detallito para llevarse a casa (incluso para sustituir la típica bolsa de chuches)

¿TE HAN GUSTADO? PUEDE QUE A TUS AMIGOS TAMBIÉN LES PAREZCA INTERESANTE, ¡COMPARTE!

CALENDARIO LINEAL ANUAL (Montessori-Waldorf)

CALENDARIO LINEAL ANUAL (Montessori-Waldorf)

El tiempo es un concepto abstracto y complejo pero muy importante pues marca todos nuestros ritmos: las horas, la noche y el día, los días de la semana, los meses, las estaciones, los años… marcan nuestra actividad diaria.

Entender el paso del tiempo es importante para que nuestros hijos puedan entender mejor el mundo que les rodea, pero todos sabemos que los niños viven anclados en el presente. Un niño pequeño no entiende de pasado o futuro y necesita unos pocos años para empezar a comprender el significado de: “la semana pasada fuimos al cine”, “en verano iremos de vacaciones” o “mañana iremos al parque”.

Por un lado, me parece una maravilla que vivan en el presente y no puedo dejar de escribir que muchos adultos deberíamos recuperar al menos parte de esta capacidad, pues reduciría considerablemente nuestros niveles de estrés, pero por otro lado, nos encontramos con que nuestros hijos viven unas vidas muy activas: colegios, extraescolares, fines de semana de excursiones y actividades varias… hacen que a menudo sus vidas sean poco predecibles o consistentes y esto puede provocar que sus niveles de estrés aumenten demasiado.

Muchas veces, como padres y madres nos damos cuenta de que la falta de consistencia y predecibilidad no les gusta a nuestros hijos y, consciente o inconscientemente, optamos acertadamente por hacer, antes de ir a dormir, pequeñas revisiones del día o introducimos lo que haremos el día siguiente para que puedan ir interiorizándolo. Algo nos dice que si le decimos a nuestro hijo pequeño “la semana que viene iremos al dentista” no le va a ser de gran ayuda mientras que si hablamos de ello con calma el día antes, iremos todos más tranquilos y contentos.

Llega un momento en que saber de antemano lo que va a pasar aporta paz y tranquilidad a nuestros hijos pero aún no dominan muy bien los conceptos relativos al tiempo. Es en este punto (que dura unos pocos años) es cuando un calendario lineal les puede ser de gran ayuda.

El calendario lineal es una representación visual de un año. Es muy largo,  pues un año es muy largo, y permite acercar los conceptos de día, semana, mes, estación, año… En mi imprimible gratuito he querido unir conceptos tanto de pedagogía Waldorf como de Montessori pues siento que muchas cosas no son excluyentes sino que se complementan.

Mide aprox. 3,4m pero pensad que podéis colocarlo también en una esquina, al ser de papel lo podéis doblar sin miedo. Nosotros tenemos dos calendarios, uno en el comedor y otro en la habitación de jugar. El segundo ocupa dos esquinas 😉

El funcionamiento del calendario lineal es simple:

  • Cada mañana movemos la pinza/clip/marcador a la casilla del día
  • Marcamos los días especiales, ya sea escribiendo en ellos, colgando una etiqueta con dibujos que lo representen, una pinza…
  • Nosotros marcamos los eventos que se repiten (actividades extraescolares) con etiquetas que vamos moviendo. Así, después de la clase de teatro, moverán la etiqueta de teatro 7 días (una semana) hasta la siguiente clase
  • En la parte superior podemos colgar las tarjetas de las estaciones
  • Lo podemos usar como pequeño diario, en la parte superior podemos ir pegando fotos de cada una de las estaciones, tesoros que hayan encontrado en sus escapadas a la naturaleza o recuerdos importantes
  • Si queréis, podéis hacer pequeñas pegatinas con los días de la semana y el niño puede ir pegando la etiqueta del día de la semana que corresponda
  • Al llegar al final del año, podemos despegarlo y formar un círculo con el, para que el niño entienda que el año ha acabado y volvemos al “principio”. Los años se preceden, después del invierno llega la primavera.

calendario-montessori-lineal4

Aprender el paso del tiempo se podría considerar una introducción a lo que María Montessori llama Educación Cósmica. La educación Cósmica no es más que el programa que ideó para los alumnos de primaria (de 6 a 12 años), que se centra en el conocimiento y entendimiento del mundo. El adjetivo “Cósmico” hace referencia a lo que hoy diríamos una educación integral (global), que va más allá del aprendizaje memorístico. Pues bien, para que el niño pueda adentrarse en el aprendizaje de la historia de la vida, del mundo, del hombre… hace falta que entienda primero el paso del tiempo.

calendario-montessori-lineal2

Aunque el calendario lineal impreso no es un material manipulativo como tal, sí nos permite hacer acciones que ayudan a integrar los conceptos. Desde que lo tenemos colgado en casa, mis hijos han recurrido a el varias veces al día: para contar cuanto falta para el cumpleaños de tal o de cual, cuanto falta para que vengan los abuelos a visitarnos, para la siguiente clase de danza… El paso del tiempo tiene ahora mucho más sentido para ellos. Los más pequeños aún no tienen muy claros los días de la semana pero sí son capaces de contar que faltan 3 días para ir al teatro y darse cuenta que cada día se van acercando más.

juego-cadena-anual-ritmo-vida

Cadena Anual. Foto de De mi Casa al Mundo, dónde tenéis más info

También podemos combinar el calendario anual con un material manipulativo como la cadena anual, dónde representamos cada día del año con una bolita.

La cadena anual se puede tener montada pero en principio, se va montando día a día: cada mañana se añade la bolita del día por lo que permite vivenciar e interiorizar muy bien el paso del tiempo. A no ser que tengamos todo el año montado de antemano, no permite contar cuanto falta hasta el día X. Por eso pienso que el calendario lineal y la cadena anual son dos materiales que se complementan muy bien.

cadena-anual-ritmo-de-la-vida-jugar-jugar

Imagen de Jugar i Jugar

 

Para el calendario, he adoptado los colores que representan cada uno de los meses en pedagogía Waldorf (que están a su vez muy ligados con las estaciones). Son los mismos colores que se usan en la cadena anual y en otros tipos de materiales.

calendario-lineal-montessori-ruedas-waldorf3

El paso de las estaciones es uno de los primeros conceptos que se introducen en las escuelas, no en vano nuestro cuerpo no se siente igual en invierno que en verano. Los ritmos estacionales tienen un gran efecto sobre nosotros, tanto desde el punto de vista físico como psicológico. En invierno, con frío y pocas horas de sol (hablo del hemisferio Norte), nuestra tendencia natural nos lleva al recogimiento, a los movimientos lentos. El verano, con sus días inacabables, invita a la actividad. Sentir el paso de las estaciones es una buena forma de conectar con nosotros mismos y nuestro entorno y ayuda tanto a adultos como a pequeños. El calendario nos permite documentar el paso de las estaciones pues de puede usar como pequeño diario, únicamente tenéis que ir añadiendo recuerdos (fotos, objetos) en la parte superior.

calendario-lineal-montessori-ruedas-waldorf1-1000

Los días de la semana están representados también por un color, estos vienen de antiguo y, en muchas culturas, no se asocian únicamente a un color sino también a un planeta, un olor, un tipo de grano… Waldorf da mucha importancia a los ritmos y no son pocos los que usan el color distintivo de cada día a la hora de vestir a sus hijos o los que preparan los menús semanales teniendo en consideración qué tipo de grano corresponde a cada día. Otro día os hablaré de mi punto de vista sobre los ritmos – hoy os dejo la rueda de los días de la semana para completar vuestro calendario.

¿TE HA GUSTADO? PROBABLEMENTE TAMBIÉN GUSTARÁ A TUS AMIGOS, ¡COMPARTE!

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies