Tela encerada. Alternativa al albal y al plástico

Tela encerada. Alternativa al albal y al plástico

tela-encerada-titulo

 

Hoy os traigo un tutorial para que podáis encerar tela en casa. Y me preguntaréis, ¿tela encerada? ¿para qué? Pues para envolver alimentos en lugar de usar papel de albal o film (plástico). Para nosotros es la opción perfecta para envolver bocadillos, piezas de fruta y pequeños snaks.

La cera de abeja se ha usado para preservar alimentos desde antiguo. Hoy en día, muchos quesos se preservan con una capa de cera y en la carnicería se usan papeles encerados. Las industrias usan generalmente parafinas, pues la cera de abeja resultaría demasiado cara pero, cuando se trata de preservar alimentos en casa y está en nuestras manos escoger, mejor si podemos optar por usar ingredientes naturales ¿verdad?

El octubre pasado estuve semanas mezclando aceites, ceras, resinas… Con la intención de dar con la formula perfecta para poder decir adiós al papel de albal, al film y a los tuppers. Después me fui a Catalunya un par de meses y no llegué a compartir mis hallazgos pero al leer el post de De Mi Casa Al Mundo sobre cómo vivir sin plástico me di cuenta de que era el momento de compartir con el mundo mi receta para encerar tela.

La receta básica consta de cera de abeja y aceite. Para mejorar las características de la mezcla, he usado además una resina vegetal. Podéis ser flexibles con los ingredientes (el aceite y la resina), lo importante es que escojáis ingredientes aptos para el consumo alimentario pues van a estar en contacto directo con la comida de vuestros hijos. Yo he usado aceite de jojoba porqué aunque le llamemos aceite, es en realidad una cera y me parece que es el que da mejor resultado. Podéis usar aceite de oliva o de almendras. Para la resina, he usado goma damar (se usa habitualmente en la industria alimentaria). No es imprescindible, podéis usar solo aceite+cera, pero con la resina la tela quedará más maleable, flexible. Además, tiene propiedades antifúngicas (como el aceite de jojoba) y antibacterianas.

 

Para la tela, lo mejor es escoger un algodón relativamente fino, un tejido relativamente abierto para que la mezcla de cera pueda penetrar en la tela.

Ingredientes:

  • 30% aceite de jojoba
  • 60% cera de abejas
  • 10% goma damar

Tenéis los ingredientes en porcentajes para que podáis hacer la cantidad que queráis. Si, por ejemplo, queréis hacer 100gr, usaremos 30gr de jojoba, 60gr de cera y 10gr de damar.

ACTUALIZO en 2019: hay bastante controversia con los porcentajes de cera y aceite. En casa, los hemos hecho con éxito con los porcentajes al revés, 60% de jojoba, 30% de abejas y 10% de goma damar. No sólo yo sino una amiga que tiene una pequeña empresa de fabricación de telas enceradas. Juntas hemos llegado a la conclusión que el método de aplicación es el que marca la diferencia. Como las telas pueden hacerse únicamente con cera (como os comento más abajo) hemos cambiado la receta pero os animamos a que experimentéis. Los mejores resultados se obtienen conla tela lo más tensa posible (usando un bastidor por ejemplo) y muy poca cantidad de «mezcla».

Generalmente en casa no tenemos buenos instrumentos de mesura como para medir 10gr con precisión pero aquí os quiero animar. Las cantidades son muy flexibles. Pensad que hay quien lo hace solo con cera de abeja. Lo que he visto después de mucho jugar es que lo importante es cómo se aplica la mezcla en la tela. Es fácil acabar con un exceso de mezcla y entonces la tela encerada, aunque es funcional, no es nada agradable.

Materiales:

  • Horno + bandeja de horno
  • Báscula
  • Cazo
  • Cuchara (para remover)
  • Pincel
  • Tendedero + pinzas

Primero empecé con lo que había leído que era la mejor técnica, usar bastidores de bordar para estirar muy bien la tela y permitir así que la mezcla de cera penetre bien pero durante mis experimentos, di con una fórmula que da mejores resultados: trabajar con la tela “en caliente” para que la mezcla se mantenga líquida mientras la aplicamos sobre la tela. Para ello, trabajaremos encima de una bandeja de horno que habremos calentado previamente.

Aquí quiero hacer un pequeño apunte: veréis en la red varios tutoriales de gente que ralla la cera y la coloca directamente sobre la tela en una bandeja de horno. Lo ponen todo al horno y listo. Deciros que así tendréis una tela con muuuucha cera, nada manejable ni agradable y, lo más importante, ES PELIGROSO. La cera es muy inflamable y ponerla en el horno junto a una tela de algodón puede ser peligroso, si os pasáis de temperatura podrías acabar incendiándolo todo.

tela_encerada2

Procedimiento:

Primero recortad las telas de algodón a la medida que queráis: para poder envolver un bocadillo, una pieza de fruta… Nosotros hicimos cuadrados de 20x20cm y de 30x30cm. Si usáis unas tijeras de las que recortan en zig-zag os quedarán unos márgenes más resistentes.

Ahora cubrir la bandeja del horno con papel de albal y ponerla a calentar a aprox. 90C. Si, se que estamos intentando olvidarnos del albal pero la cera es difícil de limpiar y usar ahora un trozo para proteger la bandeja del horno os permitirá hacer vuestras telas enceradas con las que ahorraréis metros y metros de papel de plata. Además, al facilitaros la limpieza posterior, ahorraréis agua, jabón y tiempo.

Sea como sea, tened en cuenta que limpiar cera una vez ha solidificado es un engorro. Si algo se ensucia, limpiarlo mientras aún está en caliente con un trozo de papel de cocina.

Mientras la bandeja se calienta, preparamos la mezcla de cera. Calentar la cera a fuego lento y cuando esté líquida, añadimos la resina (goma damar). Esta necesita bastante temperatura para deshacerse y al aceite de jojoba (u otros) no les gustan las altas temperaturas, por eso lo dejamos para el final.

Cuando cera y resina estén líquidas, dejaremos enfriar un poco y añadiremos el aceite cuando la mezcla esté entre 80 y 70C. Si no tenéis termómetro, dejad enfriar la mezcla de cera y cuando empiece a solidificar, la volvéis a poner a fuego lento y añadís el aceite.

Si se enfría y solidifica, no pasa nada. Podéis volver a derretir. Lo importante es no llevar la mezcla a temperaturas muy muy altas.

NOTA: si la mezcla está demasiado caliente, ¡cuidado con el pincel! Si las cerdas son de plástico, ¡pueden derretirse! A 70-80ºC no tendréis problemas.

Y ahora el truco del almendruco: sacar la bandeja del horno, colocad la tela de algodón sobre la parte protegida con papel de plata y pintar la tela con la mezcla de cera, ayudándoos de un pincel. Veréis que al estar la bandeja caliente, la mezcla de cera se mantiene líquida y podéis dispersarla bien. Se trata de usar el mínimo de cera posible. Queremos crear una tela ligera y flexible por lo que intentaremos que la capa de cera sea lo más fina posible.

Una vez “pintada” la tela, la colgaremos y la dejaremos secar.

tela_encerada1

Nuestro veredicto final: hay quien usa el papel encerado para cubrir boles o platos de comida, para guardar alimentos en la nevera… Nosotros preferimos usarlos para envolver la merienda, snaks u otro alimentos por periodos cortos de tiempo. En contacto con un plato, puede dejar residuos de cera y a mi me resulta engorroso de limpiar.

tela_encerada3

Para guardar alimentos en la nevera, prefiero usar recipientes de cristal pero si me gusta la tela encerada para cubrir por ejemplo una mitad de pepino (tapando únicamente la parte “abierta”).

NUNCA DEBEN USARSE PARA PRESERVAR CARNE. El papel encerado no puede lavarse con agua caliente por lo que no debemos usarlo en contacto de carne.

Para lavarlo, usaremos agua fría o templada y un detergente suave. Si con el tiempo perdéis un poco de cera (y es menos impermeable) podéis volver a poner la tela sobre la bandeja del horno caliente y así al deshacerse volverá a repartirse de forma uniforme.

¿TE PARECE INTERESANTE? ¡COMPARTE! PUEDE QUE A TUS AMIGOS TAMBIÉN LES GUSTE

Puede que también te interese…

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies