Tenemos muchos muchísimos potes de cristal y los uso para almacenar de todo. Esta vez me apetecía darles algo de color y en lugar de pintarlos por fuera, lo hice por dentro… de lo más fácil. Sólo necesitáis un poco de pintura y los botes de cristal con sus tapas.
El procedimiento es sencillo… 
1. Ponemos un poquito de pintura dentro del bote
2. Removemos con la tapa puesta para que la pintura cubra todas las paredes
3. Retiramos el sobrante de pintura y lo volvemos a meter en su bote original
4. Dejamos los botes tapados boca abajo durante un ratopara que el exceso de pintura se deposite en la tapa
5. Destapamos y dejamos secar durante un par de días

Y listos para ser usados…

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR