La casita de madera

La casita de madera

Llegamos a nuestra casa hace algo más de dos años pero aún tenemos muchísimas cosas pendientes por arreglar. La casita de madera que hay en el jardín por ejemplo… no fue hasta el pasado cumpleaños de E. (8) y H.(4) que no la arreglamos. Como ambos cumplen años en septiembre, me gusta prepararles algo especial cada año y, finalmente, este año les arreglamos la cabaña.

Aún nos falta pintarla por fuera pero ahora ya pueden jugar en ella. Me pasé un par de días limpiándola, reparándola, pintándola, cosiendo cortinas… con la ayuda de papá, los tíos, los abuelos… Inicialmente estaba llena de madera y porquerías varias y muchas zonas estaban muy estropeadas.

Finalmente logramos algo decente sin gastar mucho dinero. Únicamente compré un bote de pintura blanca para exteriores y unos pocos metros del césped artificial del más baratito para cubrir el suelo. Aproveché las cajas de madera que encontré dentro de la cabaña, bien limpias y con una capita de pintura ahora son multiusos.

Ahora que llega el buen tiempo tendremos que empezar a pensar como decoramos su exterior. Para la zona que hay justo al lado, dónde un palet hace de valla, había pensado en una pared musical (llevo meses recogiendo ollas viejas y artilugios varios que puedan hacer de instrumentos). ¿Nos dais alguna idea más?
Teatro – Mercadillo

Teatro – Mercadillo

El otro día me traje una caja del trabajo e hicimos un pequeño teatrillo que luego fue un mercado, después una nave espacial y… ¡mañana ya veremos!! Las cajas de cartón gigantes siempre son bienvenidas en nuestra casa. ¿Que hacen vuestros hijos con ellas?
De caballete a Tendedero

De caballete a Tendedero

A menudo me preguntan cómo lo hago para hacer «tantas» cosas con tres hijos, una casa, un trabajo, etc… pues bien, tengo varios truquillos pero uno muy importante es dejar que mis hijos participen en todo aquello que «debo» hacer en cuanto a faenas de la casa se refiere. 
Evidentemente, hacer la cena junto a los peques supone tardar mucho más tiempo pero desde mi punto de vista, es un tiempo muy bien invertido. Mi experiencia me ha enseñado que, con la suficiente «paciencia» por parte del adulto, cualquier tarea es divertida y atractiva para los más pequeños. Y no debemos olvidar que con estas actividades fomentamos la autosuficiencia de nuestros hijos y por tanto la seguridad en si mismos…
Con todo esto, hace poco tuve que improvisar un tendedero para que todos pudieran tender conmigo.
Lo hicimos con un caballete de los más sencillos (4€ aprox.) y algo de cuerda. Substituí las bisagras por cuerda y monté 6 líneas entre las patas (3 por banda) para que pudieran tender.
Fue muy fácil (y barato) y, para ropa pequeña está perfecto con lo que ahora tender la ropa es aún más interesante.
En casa

En casa

Llegar a nuestra nueva casa fue algo muy emocionante… llevábamos muchos meses esperando y ya lo teníamos todo planeado, planeadísimo… y aunque queríamos hacer las cosas despacito y con cuidado ¡fue un desparrame total! Montones de cajas que habían estado medio año almacenadas abiertas por todas partes y otro montón de cajas vacías que íbamos llenando con trastos inútiles que la casa acumulaba. Pero yo tenía algo muy claro, quería reaprovechar todo cuanto pudiera. Por eso, cuando mi compañero mi dijo que las estanterías que había junto a la chimenea no le gustaban nada, yo me lancé a por el bote de pintura con la promesa de que si el resultado no le agradaba, las sacaríamos…
 
Me puse tan rápido a pintar que ni siquiera he encontrado fotos cuando eran todas oscuras, sólo esta dónde está a medio pintar (y dónde se ven también las butacas que «transformé» más adelante). Después de una buena capa de pintura y unos pomos nuevos, la estantería se quedó en su sitio y no veáis lo bien que nos ha ido…
En ella tenemos un rinconcito de «natura» dónde los peques dejan lo que van encontrando por nuestro terreno, guardamos dvd’s, libros (la recién acabada tesis de mi compañero…) y los estantes tapados nos van genial para guardar todo aquello que no es «tan bonito».
Y yo contentísima porque he superado nuestro afán por tirar y comprar y he creado un pequeño tesoro de algo viejo…
Reciclando potes de cristal

Reciclando potes de cristal

Tenemos muchos muchísimos potes de cristal y los uso para almacenar de todo. Esta vez me apetecía darles algo de color y en lugar de pintarlos por fuera, lo hice por dentro… de lo más fácil. Sólo necesitáis un poco de pintura y los botes de cristal con sus tapas.
El procedimiento es sencillo… 
1. Ponemos un poquito de pintura dentro del bote
2. Removemos con la tapa puesta para que la pintura cubra todas las paredes
3. Retiramos el sobrante de pintura y lo volvemos a meter en su bote original
4. Dejamos los botes tapados boca abajo durante un ratopara que el exceso de pintura se deposite en la tapa
5. Destapamos y dejamos secar durante un par de días

Y listos para ser usados…

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies