Alternativas al «¡Ten cuidado!»

Alternativas al «¡Ten cuidado!»

Este año mi hijo mayor cumplirá catorce años y yo aún recuerdo la primera vez que se subió a un árbol, a lo que a mi me parecía una altura demasiado considerable. Entonces vivíamos en un pueblo en la sierra de Collserola y salíamos a pasear a nuestro perro por un bosque cercano y Eudald siempre se entretenía en su árbol favorito, una encina de tronco retorcido. Siempre jugaba a escalarlo pero al principio no subía más de metro y medio, hasta que se sintió preparado… Y entonces me asaltaron los miedos: ¿y si se cae? ¿cómo va a bajar?. Esa vez, y muchas otras, frustré su aprendizaje con mi ¡ten cuidado!.

No hay nada mejor como una advertencia vacía para boicotear las experiencias de nuestros hijos.

(más…)

Descifrando el mal comportamiento de nuestros hijos

Descifrando el mal comportamiento de nuestros hijos

¿Qué puedo hacer cuando a mi hijo le da una rabieta en medio del supermercado? ¿Qué hago si mi hija no quiere comer? ¿Cómo logro que mis hijos no se pasen el día peleándose? Como padres, a todos nos entran dudas en cuanto a resolución de conflictos se refiere. Hace un tiempo os expliqué mi técnica favorita para resolver conflictos con mis hijos pero hoy quiero profundizar algo más, quiero que entendamos por qué nuestros hijos se “portan mal” y así poder aplicar soluciones efectivas a corto y largo plazo. Es decir, sin gritos ni castigos, sin perder el respeto hacia nuestros hijos.

(más…)

EDUCACIÓN: EN CASA NO HAY REGLAS, HAY PRINCIPIOS

EDUCACIÓN: EN CASA NO HAY REGLAS, HAY PRINCIPIOS

reglas-principios2

Uno de los temas que más quebraderos de cabeza nos traen a las madres y padres (primerizos o no) es el cómo establecer límites en la educación de nuestros hijos. La mayoría estamos de acuerdo en que de algún modo debemos establecerlos, no todo está permitido… Pero el cómo, ya es más complicado decidir. Pues bien, hoy os explico nuestra forma de establecer límites sin usar reglas o normas.

(más…)

PEDAGOGÍAS ALTERNATIVAS: WALDORF Y MONTESSORI Semejanzas y diferencias

PEDAGOGÍAS ALTERNATIVAS: WALDORF Y MONTESSORI Semejanzas y diferencias

montessori_waldorf_intro2.svg

 

No hace falta que os diga que nuestro sistema educativo está en el centro de mira pues todos sabemos de los malos resultados de los alumnos en las pruebas estandarizadas, de las elevadas tasas de fracaso escolar, etc… así que hace tiempo que se habla de la necesidad de cambio y hay muchísima gente movilizándose para lograrlo.

Durante mis ya casi 11 años como madre, he leído mucho, asistido a cursos y conferencias varias, llevado a mis hijos a colegios públicos y colegios “libres”, tradicionales y de pedagogías alternativas, en diferentes poblaciones en Catalunya y en Escocia (Reino Unido), y, actualmente, educo a mis cuatro hijos en casa. Otro día os puedo hablar del porqué de esta decisión pero hoy me gustaría hablar sobre las pedagogías Waldorf y Montessori.

Se trata de las pedagogías “alternativas” más en auge. Existen muchas otras y ambas adoptan valores presentados con anterioridad por otras personas pero Waldorf y Montessori son los métodos pedagógicos más demandados y de los que encontramos más escuelas en el mundo entero pero, ¿sabemos en qué consisten? ¿en qué se diferencian?

(más…)

LOS PELIGROS DEL REFUERZO POSITIVO. Estrategias para motivar a nuestros hijos de forma constructiva

LOS PELIGROS DEL REFUERZO POSITIVO. Estrategias para motivar a nuestros hijos de forma constructiva

Estoy segura de que habéis leído numerosos artículos sobre la importancia del refuerzo positivo, de cómo es sin lugar a dudas mucho más efectivo que los castigos, de como ayuda a que nuestros hijos desarrollen su autoestima… pero el refuerzo positivo tiene efectos adversos. Elogiar a nuestros hijos cuando hacen algo que nos gusta es una forma de premiarles por comportarse como nosotros queremos. Si, no es un premio material pero sí un premio en forma de palabras, una muestra de amor (condicional) cuando hacen lo que se espera de ellos.

Los premios son la otra cara de la moneda junto los castigos. Una forma de ejercer control sobre nuestros hijos. Pero tanto unos como otros tienen grandes consecuencias a nivel emocional.

refuerzo positivo educacion

Un caso extremo es el de aquellos niños que, después de haber sido premiados de forma indiscriminada, son incapaces de hacer actividad alguna si no se les da nada a cambio (ya sea una premio material o un punto que les llevará a obtener luego algo más “grande”). Os parecerá exagerado pero, por desgracia, hay muchos niños que “funcionan” así, sin recompensa no se mueve un dedo. 

El problema con los premios es que alteran la motivación que lleva a nuestros hijos a actuar de una forma determinada. Personalmente, me gustaría que mis hijos actuaran por motivaciones internas, porqué sienten que es lo correcto. Cuando hay premios, las motivaciones internas (intrínsecas) se ven desplazadas por motivaciones extrínsecas (los premios).

Hoy NO voy a centrarme en el refuerzo positivo en forma de premios materiales o puntuaciones sino en algo “más sutil”, que la mayoría de adultos hacemos (y me incluyo en el saco), y que creo que merece la pena analizar. Se trata del uso indiscriminado de los elogios: del ¡Muy bien! o el ¡Bien hecho! ¡Sabía que lo harías bien! ¡Buen chico! … u otras alabanzas que usamos (decimos) a nuestros hijos o alumnos.

(más…)

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies