Trueque

Trueque

Hace un par de meses hice un trueque con Cati de Trapeando: de hilos y trapos y quedamos de lo más contentas. Esta es la muñeca que hizo Cati para mi hija H (3).

Nos encanta la diadema a ganchillo, la florecita del chal… ¡todo! Hasta lleva un collar con la inicial del nombre de mi hija y es rubia como ella 😉 La verdad es que los muñecos hechos a manos tienen algo muy especial.

Los truques son una gran iniciativa de cara a las Navidades. Uno puede hacer aquello que se le da bien y intercambiarlo por lo que le interese. Este es el gorro de gatito con bufanda incorporada que hice yo y que le mandé junto a un tarrito de mermelada de higos.
Punto de libro

Punto de libro

Un detallito de lo más fácil de hacer…

punt_llibre1

 

Un punto de libro hecho con cartón reciclado (de cajas de cereales). Sólo tenéis que recortar un corazón y medio (la parte de abajo) y coser o pegar.

 

DSC_8166

 

Tened en cuenta que la punta debe ser una ángulo recto. Si van a coserlo los niños, podéis hacer primero los agujeros para que les sea más fácil. Podéis hacerlo también con fieltro, material que se corta fácilmente y no necesita costuras. Aquí en acción…
DSC_8165

 

¿Te gusta? A tus amigos también les gustará, ¡compártelo!

 


 
 

¡Sin costuras!

¡Sin costuras!

La mayoría ya sabéis lo que me gusta el ganchillo. Hay quien hace meditación, quien mira la tele… yo para desconectar hago ganchillo (y media). Tengo bolsitas con laboras a medias por toda la casa; en el baño, en la habitación de jugar, en el dormitorio… y aprovecho cualquier momento para terminar alguna.
El otro día improvisé un porta-ganchillos con fieltro pero para las que no tengáis con qué llenarlo, pensad que puede usarse también como portalápices.
Sólo necesitáis un poco de fieltro, una regla, un lapiz y tijeras (o cúter). Marcáis dónde van los agujeros, los cortáis y listos…
Para cerrar podéis usar una cinta anudada o una goma (que podéis dejar «fija» haciendo un agujerito en el fieltro como el de la imagen).ACTUALIZACIÓN: ahora comparto mis patrones (gratuitos) y tutoriales en La Lanería

add_3m_640

 

Laberintos de tela

Laberintos de tela

Estos laberintos los hice ya hace muchos meses pero creo que vale la pena eneñarlos porque a mis hijos les gustan mucho…

Los hice reciclando unas camisteas que eran un poco elásticas. Sólo tenemos que coser una bolsita con una canica dentro y luego dibujar el laberinto con costuras.

Puse unas cintas para poder colgarlos y un punto de fieltro que marca la meta. Tienen un lado esampado por el que es un poco más difícil recorrer el laberinto (las costuras quedan más escondidas) y otro liso dónde resulta más fácil…
¡Qué días!

¡Qué días!

Estos últimos días han sido de esos en que no he parado ni un segundo… Hemos empezado el cole, H. cumplió 3 años y E. cumple 7 la próxima semana así que tuvimos una gran fiesta familiar, estamos preparando el nuevo huerto de otoño-invierno, arreglando cosillas en casa… así que en dos semanas casi no he encedido el ordenador y mucho menos paseado por mis lugares virtuales favoritos… Pero bueno, el resultado de tanta actividad ha valido la pena.
Coma ya comenté, decidimos hacer una fiesta temática «Arco Iris» así que preparamos guirnaldas, coronas, pastel Arco Iris de 6 pisos, mini pastelitos de queso… y nos lo pasamos en grande.
Para las guirnaldas, cortamos tiras de papel de colores y las cosimos a máquina. Nosotros usamos 2 folios DinA4 de cada color y nos quedó muy bonita… La usamos en el jardín y ahora ya tiene su lugar en la habitación de jugar.
La receta del pastel Arco Iris os la cuelgo en nada… son 6 pisos de pastel teñido con colorantes alimenticios unidos por nata montada y cubiertos con fondant. Dulce, dulce…
Los pastelitos de queso asustaron un poco al principio pero cuando los probaron, gustaron a todos. Los hice usando mi receta de pastel de queso sólo que repartí la mase en 6 boles para teñirla con los colorantes y luego usé como moldes vasitos de cristal de un postre de chocolate blanco que me apasiona (por eso colecciono tantos aunque ahora los venden en envase de plástico).
Y aunque habíamos renovado las coronas de cumpleaños resulta que estuvieron tan excitados todo el día que ni pensaron en ellas! y eso que se pasaron la semana con las coronas en la cabeza… En fin, pasamos un buen rato y mis dos mayores son ya un poquito más «mayores».

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies