¿De viaje? ¡Recursos!

¿De viaje? ¡Recursos!

La próxima semana nos vamos de vacaciones y estoy preparando algunas cosillas para asegurarme de que los viajes son todo un éxito. Siempre llevamos con nosotros una pequeña maleta con libretas en blanco, ceras de colores, tijeras… el 3 en raya de piedrecitas que hicimos hace un tiempo se viene con nosotros.
Y siempre acabo de llenar la maleta con algún imprimible bonito. Así es como la maleta de viaje siempre nos obsequia con momentos de juego tranquilo en cualquier lugar. La semana que viene nos llevaremos unas preciosas caritas de expresiones y el abecedario inglés en 3D.
Las caritas son de la ilustradora Jana Kloučkováy podéis descargarlas aquí. Una vez guardado el fichero en vuestro ordenador, es un .zip por lo que sólo dando al botón derecho (sobre el fichero) y clicando en extraer aquí podréis verlo. Os permitirán jugar con las expresiones y sentimientos y también para inventar cuentos y aventuras 😉
El alfabeto es de digitprop y podéis descargaros las letras que os interesen (o todas!) aquí. Esta diseñado en inglés o alemán pero muchas letras sirven para el español/catalán/francés… y aprender inglés nunca está de más.
También vamos a llevarnos acuarelas «todo en uno» que haremos dejando secar un poco de pintura sobre unas cartulinas.

Generalmente prefiero que mis hijos pinten y recorten sin «pautas» por lo que prácticamente no uso nunca fichas ni materiales por el estilo pero estos materiales tienen juego, son mucho más que un recortable, y es por ello que los he escogido para nuestras próximas vacaciones.
De caballete a Tendedero

De caballete a Tendedero

A menudo me preguntan cómo lo hago para hacer «tantas» cosas con tres hijos, una casa, un trabajo, etc… pues bien, tengo varios truquillos pero uno muy importante es dejar que mis hijos participen en todo aquello que «debo» hacer en cuanto a faenas de la casa se refiere. 
Evidentemente, hacer la cena junto a los peques supone tardar mucho más tiempo pero desde mi punto de vista, es un tiempo muy bien invertido. Mi experiencia me ha enseñado que, con la suficiente «paciencia» por parte del adulto, cualquier tarea es divertida y atractiva para los más pequeños. Y no debemos olvidar que con estas actividades fomentamos la autosuficiencia de nuestros hijos y por tanto la seguridad en si mismos…
Con todo esto, hace poco tuve que improvisar un tendedero para que todos pudieran tender conmigo.
Lo hicimos con un caballete de los más sencillos (4€ aprox.) y algo de cuerda. Substituí las bisagras por cuerda y monté 6 líneas entre las patas (3 por banda) para que pudieran tender.
Fue muy fácil (y barato) y, para ropa pequeña está perfecto con lo que ahora tender la ropa es aún más interesante.
Tornillos y Tuercas

Tornillos y Tuercas

Una de mis jugueterías preferia es… ¡la ferretería! Siempre tengo una lista a mano con las cosas que me hacen falta para hacer las mil y una brico-actividades en casa (es lo que tienen las casas «viejas», que siempre hay cosas que mejorar) y en mi lista siempre hay cosillas para los niños.

En mi última visita la la tienda de brico, compré tornillos y tuercas de gran diámetro que nos van de maravilla para practicar motricidad fina. Mis hijos siempre prefieren «cosas de verdad» en lugar de sus versiones de plástico así que están muy contentos con sus nuevos tornillos. Los están usando también para montar sus naves espaciales entre otras.
Calabazas

Calabazas

En casa no somos mucho de Halloween, nos gusta más celebrar la castañada pero mi abuela (casi 80 años) hace unos años me explicó que cuando ella era pequeña, los mayores les llenaban el camino de calabazas para asustarlos la noche de Todos los Santos así que ahora ya tengo «excusa» y en casa nos dedicamos a vaciar calabazas.

No os creáis que es tarea fácil. Primero un adulto corta la parte superior y luego los niños sacan todas las pepitas con una cuchara. Cuando está bien limpia, sacamos toda la carne de la calabaza  (nosotros usamos un instrumento de acero inoxidable de esos de hacer bolitas) y dibujamos la cara de la calabaza. Después, el adulto (o niño suficientemente mayor) corta la cara y por último encendemos una vela dentro.

Como ya he dicho, soy un poco reacia a implantar Halloween en casa pero no porque no me guste importar tradiciones (comemos pancakes con maple syrup y marshmallows a la brasa…) sino porque ésta tradición concretamente desplaza la que teníamos…

Aún así, a los niños les gusta mucho y nos permite experimentar con el miedo así que ahora por Todos los Santos tenemos el doble de faena. ¡No hay mal que por bien no venga!

Laberintos de tela

Laberintos de tela

Estos laberintos los hice ya hace muchos meses pero creo que vale la pena eneñarlos porque a mis hijos les gustan mucho…

Los hice reciclando unas camisteas que eran un poco elásticas. Sólo tenemos que coser una bolsita con una canica dentro y luego dibujar el laberinto con costuras.

Puse unas cintas para poder colgarlos y un punto de fieltro que marca la meta. Tienen un lado esampado por el que es un poco más difícil recorrer el laberinto (las costuras quedan más escondidas) y otro liso dónde resulta más fácil…

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies