Celebrando el Solsticio de Invierno. Espiral de adviento

Celebrando el Solsticio de Invierno. Espiral de adviento

Este año hemos tenido la oportunidad de participar en una actividad muy bonita y quiero compartirla con vosotros. Se trata de la espiral de Adviento, una actividad con origen en la corriente pedagógica Waldorf pero que es una manera preciosa de celebrar el solsticio de invierno. Pero ¿por qué celebrar el solsticio de invierno? Vivimos muy acelerados y retomar este tipo de tradiciones ancestrales es un forma de recordarnos la importancia de vivir en equilibrio y armonía con la Tierra. Es una forma más de reconectarnos con la naturaleza y los ciclos que en ella se dan.

(más…)

PLASTILINA CASERA (Receta que dura y dura)

PLASTILINA CASERA (Receta que dura y dura)

PLASTILINA1

La semana pasada estuvimos de gripe general. Los niños son niños y, almenos los míos, no están enfermos más que un rato y deprisa se les olvida. Pero yo cogí un buen resfriado, de esos que van alternando fases de tiritar de frío con fases de baños en sudor. Así que recurrí a los clásicos que nunca fallan: plastilina.

Unos hacen construcciones complejas, otros un montón de pasteles y la más pequeña se pasa horas cortándola en pedacitos pequeños.

Hay infinidad de recetas para hacerla pero yo os dejo la nuestra. Como veréis, la «cocino» a fuego lento. No tardas más que un par de minutos y luego, si la guardas en un tupper, te dura muchos días en perfectas condiciones.

(más…)

Bolas – Sonajeros de fieltro

Bolas – Sonajeros de fieltro

 

Fieltrear lana pura es de lo más agradecido, ¡se pueden hacer tantas cosas! Estos días hemos estado haciendo bolas-sonajero con cascabeles dentro.

boles_feltre1

 

Únicamente necesitamos:
lana pura
jabón (mejor si es artesano y únicamente de aceite de oliva)
cascabeles
huevos de plástico
agua caliente

 

Primero preparamos el cascabel. No queremos accidentes así que lo cerramos dentro de un huevo de plástico. Además, así la bolita queda más grande y hace dos ruidos diferentes, el del cascabel propiamente dicho y el de éste al chocar contra el plástico.

 

Después cortamos algo de lana. En el tutorial para botitas de fieltro lo expliqué con unas cuantas fotos pero básicamente se tiene que coger el extremo de la lana y tirar suavemente hacia abajo. Tenemos que envolver el huevo de plástico con la lana.

 

 

Seguidamente empezamos el proceso de fieltreado. Tenemos que sumergir la bola en el agua caliente, que quede toda la lana bien empapada. Después escurrimos bien el agua.

 

 

Ahora empezamos a enjabonar. Cuando la bola está toda cubierta de jabón, se vuelve tan finita…

 

 

Sólo queda tener paciencia e ir «acariciando» la bola enjabonada. Es muy agradable tocar la lana toda llena de jabón y para que la bola quede bien, tenemos que ir haciendo movimientos como si quisiéramos hacer una bola de pastelista.

 

 

Repetimos el procedimiento, cubriendo la bola con más lana, sumergiendo y escurriendo el agua, enjabonando y acariciando hasta tener el tamaño deseado.

 

 

Al final, podemos embellecerlas con un poquito de lana en forma de hilillos. El procedimiento es el mismo pero si vemos que nos cuesta mucho que quede bien pegado, podemos usar un alfiler para ir clavando el hilillo a la bola.

 

Las bolas de fieltro se pueden usar para muchísimas cosas… precisamente hace unas semanas recuperé un móvil que había hecho cuando estaba embarazada de mi tercer macarró… cómo al poco de nacer cambiamos de ciudad y estuvimos unos meses sin casa se perdió por el camino (como tantas otras cosas) pero me hizo mucha ilusión reencontrarlo.
Este móvil en cuestión es un Móvil Gobbi (imaginado por Gianna Gobbi) y viene de la pedagogía Montessori. Consiste en 5 bolas del mismo tamaño con una gradación de color. ¡A las pocas semanas de vida, el bebé ya es capaz de distinguir los diferentes colores!
boles_sonall2

<a href=»http://www.bloglovin.com/blog/2653556/?claim=cextz2h5sar»>Follow my blog with Bloglovin</a>

Revival: Pintando con hielo

Revival: Pintando con hielo

Repetimos con la pintura en cubitos y, de nuevo, nos lo pasamos en grande. Los días de mucha calor se agradece poder hacer actividades refrescantes y, a qué niño no le gusta pintar?

Estos cubitos los hicimos con mezclas de agua y tempera en lugar de con colorantes alimentarios como enseñamos la otra vez. Así, tenemos colores más vivos.
Al final, fuimos directos a la bañera… pero nos divertimos mucho.
Trompeta de burbujas

Trompeta de burbujas

Después de unas semanas sin escribir por problemillas de salud, vuelvo a estar aquí. Sin darme cuenta, nos plantamos a las puertas del verano. Ha llegado la calor y con ella los juegos «frescos» (es decir, con agua) al aire libre. Durante el resto del año también tenemos juegos acuáticos pero en la bañera principalmente así que trasladarlos al exterior es toda una fiesta.
Este domingo nos hicimos estas trompetas de burbujas con unas botellas (de agua, de yogur líquido, cualquier cosa para reciclar), un retal de toalla y unas gomas. Al soplar salen un montón de burbujas que crean una gran serpiente!
Para hacer la trompeta sólo tenéis que cortar el culo de la botella y tapar el agujero con el retal de toalla que aseguraréis con una goma.
Después preparáis un bol con una mezcla de agua, un chorro del jabón que uséis normalmente en la bañera y una buena cucharada de azúcar. Ahora mojar la parte de toalla de nuestra trompeta y soplar por la boca de la botella.
Aclaración: se me ocurrió pintarme las uñas de los pies (no recuerdo cuando fue la anterior vez que me las pinté, haría años…) y mi hija decidió que ella quería pintarse todas las uñas de su cuerpecillo.
Los niños pasaron un buen rato y seguro que repetimos pues así como con otras técnicas hacer burbujas puede resultar hasta frustrante (si no se hace la mezcla a veces no sale ni una burbuja…) esto es éxito asegurado!

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies