Una de mis jugueterías preferia es… ¡la ferretería! Siempre tengo una lista a mano con las cosas que me hacen falta para hacer las mil y una brico-actividades en casa (es lo que tienen las casas “viejas”, que siempre hay cosas que mejorar) y en mi lista siempre hay cosillas para los niños.

En mi última visita la la tienda de brico, compré tornillos y tuercas de gran diámetro que nos van de maravilla para practicar motricidad fina. Mis hijos siempre prefieren “cosas de verdad” en lugar de sus versiones de plástico así que están muy contentos con sus nuevos tornillos. Los están usando también para montar sus naves espaciales entre otras.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR