Después de unas semanas sin escribir por problemillas de salud, vuelvo a estar aquí. Sin darme cuenta, nos plantamos a las puertas del verano. Ha llegado la calor y con ella los juegos “frescos” (es decir, con agua) al aire libre. Durante el resto del año también tenemos juegos acuáticos pero en la bañera principalmente así que trasladarlos al exterior es toda una fiesta.
Este domingo nos hicimos estas trompetas de burbujas con unas botellas (de agua, de yogur líquido, cualquier cosa para reciclar), un retal de toalla y unas gomas. Al soplar salen un montón de burbujas que crean una gran serpiente!
Para hacer la trompeta sólo tenéis que cortar el culo de la botella y tapar el agujero con el retal de toalla que aseguraréis con una goma.
Después preparáis un bol con una mezcla de agua, un chorro del jabón que uséis normalmente en la bañera y una buena cucharada de azúcar. Ahora mojar la parte de toalla de nuestra trompeta y soplar por la boca de la botella.
Aclaración: se me ocurrió pintarme las uñas de los pies (no recuerdo cuando fue la anterior vez que me las pinté, haría años…) y mi hija decidió que ella quería pintarse todas las uñas de su cuerpecillo.
Los niños pasaron un buen rato y seguro que repetimos pues así como con otras técnicas hacer burbujas puede resultar hasta frustrante (si no se hace la mezcla a veces no sale ni una burbuja…) esto es éxito asegurado!

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para facilitarte la navegación. Si continúas navegando entiendo que estás de acuerdo con mi política de cookies, ACEPTAR